23 de enero de 2015

Cuba: hacia cinco años de reformas (III Parte: Perspectivas)

Por Lourdes Dávalos León, abogada de Uría Menéndez (Madrid)

Cuba: hacia cinco años de reformas (III Parte: Perspectivas)
ALEXANDRE MENEGHINI / REUTERS

   MADRID, 23 Ene. (Notimérica) -  

   Pasados estos cuatro años de agitada actividad legislativa para fomentar las reformas, las normas deberán evolucionar y perfeccionarse a medida que las necesidades del mercado lo exijan y según sean los resultados de la recuperación de la economía cubana.

   Así lo ha demostrado ya la propia Ley 188, que, pasados seis meses desde su aplicación, comenzó a requerir nuevos cambios administrativos y aclaraciones legales, por lo que el Gobierno cubano aprobó otras tres normas complementarias relativas a los salarios e impuestos aplicables a los trabajadores vinculados a la inversión extrajera, y sobre el funcionamiento de las entidades empleadoras.

   En el camino de la implantación, la nueva política de inversión extranjera se encuentra también con la necesidad de su armonización con los convenios internacionales suscritos por Cuba en esta materia (incluidos los sesenta y dos acuerdos de promoción y protección recíproca de inversiones -APPRI- y los once acuerdos para evitar la doble imposición fiscal).

   Es un proceso importante (que está previsto se extienda hasta el primer trimestre de 2015), dada la supremacía de los tratados internacionales sobre la legislación interna, y ayudará además a evitar o prevenir posibles conflictos.

   En estos momentos, el Gobierno cubano trabaja en la recopilación de nuevos proyectos para incorporar a la cartera de oportunidades de la inversión extranjera, que fue presentada coincidiendo con la última edición de la Feria Internacional de la Habana.

   Asimismo, sigue en proceso la unificación monetaria y cambiaria de las dos monedas que circulan simultáneamente en Cuba, medida que fue anunciada por el Gobierno cubano en octubre de 2013 y que queda como materia de gran importancia pendiente de solucionarse.

   Se desconoce si el cronograma de actuaciones previsto por el Gobierno para su definitiva implementación llegará a completarse antes del cierre del quinquenio.

Relacionadas

   A finales de 2014 la Asamblea Nacional del Poder Popular aprobó el Plan de la Economía y la Ley del Presupuesto del Estado para el 2015.

   Se ha hecho público que la mayor parte de los recursos económicos del Presupuesto se destinarán a reavivar sectores de gran impacto para el desarrollo económico, en especial las infraestructuras y la esfera productiva del país, con el reiterado objetivo de reducir importaciones.

   Se pretende con ello (junto a otros factores) variar la tendencia al bajo crecimiento que ha tenido el producto interno bruto (PIB) cubano durante los últimos años.

   En 2014 el PIB creció un 1,3 % (por debajo del 2,2 % esperado), y se prevé que en 2015 el incremento sea del 4 %, cifra que responde a una expectativa de aumento en el 20 % de las inversiones y mejora en otros indicadores económicos.

   El turismo sigue siendo el sector impulsor de la economía cubana y se encuentra dentro de las áreas más atractivas para la inversión extranjera, junto a la industria minera y energética.

   En 2014 Cuba llegó por primera vez a los tres millones de turistas extranjeros, lo cual representó un 5,3 % de crecimiento respecto al 2013.

   De cara al 2015, y tras el anuncio del restablecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, se espera que el sector turístico se beneficie con el aumento de visitantes norteamericanos, y hay grandes esperanzas en el desarrollo de otros negocios que se verían favorecidos con la flexibilización de las normas del embargo.

   Cuba representa un potencial de oportunidades sobre las que la comunidad internacional ha puesto sus ojos.

   No en vano, en el 2014 han tenido lugar visitas a Cuba de alto nivel gubernamental y diplomático de países como China, Vietnam, Rusia, Angola, Reino Unido, Francia, Portugal y España, entre otros, con vistas a estrechar lazos de colaboración e indagar en las nuevas posibilidades de negocio e inversión que pueden vislumbrarse a corto y medio plazo en el horizonte cubano para las empresas de esas naciones.

* Nota: tercera parte de una serie de tres artículos sobre la situación en Cuba. La primera parte, 'Antecedentes' se puede leer aquí. La segunda parte, 'Reformas' se puede leer aquí. 

Para leer más