10 de junio de 2010

Cuba.- La Comisión de DDHH asegura que el sistema carcelario de Cuba "no resiste" ninguna evaluación internacional

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

La opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) aseguró este miércoles que el sistema carcelario de la isla "no resiste" ninguna evaluación internacional, razón por la que el Gobierno de Raúl Castro ha impedido la visita de expertos extranjeros como el relator de la ONU contra la tortura, Manfred Nowak.

"Nuestra comisión considera que esta negativa de acceso al profesor Nowak es consistente con el férreo bloqueo" que mantiene el régimen castrista ante la posibilidad de que "prestigiosos organismos" como la Cruz Roja Internacional, Amnistía Internacional, FIDH y Human Rights Watch, entre otros, visiten la isla para conocer de cerca la situación de las prisiones, señala en un comunicado la CCDHRN, una organización no reconocida pero tolerada por las autoridades cubanas.

La comisión asevera que el Gobierno de Castro "sabe muy bien que la situación imperante en el enorme sistema carcelario, en los sitios de detención provisional y en otros lugares de internamiento mandatorio, no resiste ninguna forma de escrutinio internacional", porque Cuba "transgrede, de manera sistemática, la Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos y Degradantes, respecto de lo cual tiene sobradas pruebas".

Asimismo, cuestiona el argumento esgrimido por las autoridades cubanas que insisten en que en la isla "no se ha producido un solo caso de ejecución extrajudicial o de desaparición forzada", porque la comisión "no está segura de que esto último pueda afirmarse de manera tan categórica".

El Gobierno de Cuba emitió una invitación a Nowak en febrero de 2009 para poder realizar una misión de investigación al país antes de que terminara este año. Sin embargo, a pesar de los varios intentos del relator especial para proponer fechas aceptables para las dos partes, no se ha alcanzado ningún acuerdo con el Gobierno, según indicó ayer la ONU en un comunicado.

La visita iba a ser la primera misión a Cuba realizada por un experto independiente bajo el mandato del Consejo de Derechos Humanos de la ONU para evaluar específicamente la tortura y otros tratamientos o castigos crueles, inhumanos o degradantes, según Naciones Unidas.

Las visitas anteriores realizadas por los enviados de la Comisión y el Consejo de Derechos Humanos han incluido el relator especial sobre el uso de mercenarios, en 1999, el relator especial sobre la violencia contra las mujeres, también ese año, y el relator especial sobre el derecho a los alimentos, en 2007.