12 de junio de 2007

Cuba.- El Congreso rechaza proposición de apoyo a la disidencia cubana defendida por PP, CiU y PNV

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Congreso rechazó hoy una proposición no de ley defendida por PP, CiU, PNV y Coalición Canaria para que la Cámara Baja respaldara los objetivos de la declaración 'Unidos por la Libertad' promovida por los principales dirigentes de la oposición cubana.

Aunque el objetivo inicial del PP era sacar adelante una propuesta que instaba al Gobierno a invitar de nuevo a los disidentes democráticos a las fiestas nacionales en la Embajada española en La Habana y a que los miembros de las delegaciones oficiales que visitaran la isla mantuvieran "encuentros públicos del mismo nivel" con estos, aceptó la enmienda de sustitución presentada conjuntamente por CiU y PNV ante la falta de apoyo recabada por su iniciativa.

El PSOE, que había presentado una enmienda de sustitución propia que modificaba cada párrafo propuesto por el PP, recordó que la iniciativa de los 'populares' también modificaba punto por punto una propuesta de los socialistas presentada el pasado nueve de mayo "desvirtuando totalmente la voluntad de los redactores originarios", indicó el diputado Jordi Pedret.

Según Pedret, la proposición no de ley del PP recoge las acciones que "llevaron al fracaso las políticas" del anterior gobierno 'popular' con respecto a Cuba. El diputado señaló que la enmienda presentada por su grupo abogaba por que el Gobierno mantenga el "diálogo abierto con la oposición pacífica en el interior de Cuba, porque hay una oposición variada, distinta, que tiene objetivos que se resumen en el documento" 'Unidos por la Libertad'.

Esa declaración defiende el respeto de los Derechos Humanos, la democracia, la justicia social, la libertad y la soberanía del pueblo cubano y reclama la liberación inmediata e incondicional de los presos políticos y el respeto de la pluralidad y diversidad de posiciones.

Por parte del PP, el portavoz sustituto de la Junta de Portavoces, Jorge Fernández Díaz, se vio obligado a defender la iniciativa presentada por su grupo debido a que el encargado de hacerlo, Jorge Moragas, no llegó a tiempo al Hemiciclo.

Señaló que el texto propuesto por el PP pretendía poner de manifiesto que la política del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero hacia la isla es "equivocada" e indicó qué hubiera pensado la sociedad española de mediados de los 70 si gobiernos democráticos con una especial relación con España se hubieran mantenido neutrales "o cuando no hostiles en relación con aquellos sectores del interior o del exterior del régimen que lo que querían era trabajar y ser ayudados para que se produjera una transición pacífica hacia un régimen de libertades".

El diputado de CiU Josep Maldonado subrayó que el objetivo de su grupo es conseguir el "consenso necesario" entre las distintas fuerzas políticas para que la posición del Congreso sea "seria y creíble".

Tras advertir de que la política del Gobierno con respecto al régimen de la isla no debería ser "motivo de confrontación" entre partidos ni de "instrumentalización" por parte de ninguna fuerza política pidió al PSOE que hiciera un "esfuerzo" por unirse al consenso, ya que si no, no habría "mensaje al pueblo de Cuba".

Por su parte, el diputado de EAJ-PNV José Ramón Beloki precisó que su grupo hubiera preferido que el PP no hubiera presentado su proposición no de ley ya que provoca un debate que, a su juicio, "no constituye el mejor apoyo de esta Cámara a favor" de que los cubanos encaucen sus destinos hacia "escenarios plenamente democráticos".

El Grupo Mixto, IU-ICV y ERC denunciaron que el PP hable de derechos humanos en Cuba sin mencionar los abusos que comete Estados Unidos en la base de Guantánamo o se refiera a la pena de muerte que se mantiene en la isla sin aludir que este castigo también se aplica en el país norteamericano.