30 de junio de 2015

Cuba y EEUU anunciarán este miércoles un acuerdo para reabrir las embajadas

Cuba y EEUU anunciarán este miércoles un acuerdo para reabrir las embajadas
ENRIQUE DE LA OSA / REUTERS

WASHINGTON, 30 Jun. (Reuters/EP) -

Cuba y Estados Unidos anunciarán este miércoles que finalmente han llegado a un acuerdo para reabrir las embajadas en Washington y La Habana, en el marco del histórico diálogo que empezaron el 17 de diciembre para normalizar las relaciones bilaterales, según han informado fuentes norteamericanas.

   Un alto cargo del Gobierno estadounidense ha avanzado que el presidente, Barack Obama, y el secretario de Estado, John Kerry --que se encuentra en Viena por las conversaciones nucleares con Irán--, comparecerán este miércoles para anunciar el que sería el mayor paso hacia la restauración de los vínculos diplomáticos.

   En este sentido, la Casa Blanca ha confirmado que el presidente Barack Obama leerá un comunicado sobre Cuba en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca el miércoles a las 11.00 horas de la mañana (15.00 GMT).

   Por su parte, Cuba ha informado de que recibirá al jefe de la misión diplomática estadounidense en La Habana este miércoles para que pueda entregar al presidente cubano, Raúl Castro, una nota de Obama, en relación con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas.

   Asimismo, se espera que Kerry viaje a La Habana durante la semana del 20 de julio a una ceremonia de izado de bandera para reabrir la Embajada estadounidense en la capital cubana. La Casa Blanca revelará el momento exacto en que ocurrirá, tal y como indica un funcionario estadounidense.

   Ambos países pueden ahora reconvertir sus llamadas secciones de intereses en La Habana y Washington en embajadas y, posteriormente, nombrar sus embajadores. El Departamento de Estado debe dar al Congreso de Estados Unidos un aviso quince días antes de abrir una embajada.

PUNTO CENTRAL DE LAS NEGOCIACIONES

   La apertura de embajadas ha sido el punto central de las negociaciones bilaterales que llevan en curso desde final de año al más alto nivel, ya que se considera el punto de partida para normalizar el resto de las relaciones entre Washington y La Habana.

   De confirmarse, el anuncio se produce después de que Estados Unidos accediera a sacar a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo, donde fue incluida en 1982 por su apoyo a las guerrillas latinoamericanas y a ETA.

   Por delante queda una larga lista de temas pendientes que se han ido acumulando en el último medio siglo, tales como la situación de los Derechos Humanos en Cuba, los flujos migratorios y los viajes de estadounidenses.

   Entre ellos destaca el bloqueo económico, comercial y financiero a la isla caribeña, aunque el Gobierno de Raúl Castro es consciente de que tendrá que esperar porque requiere la connivencia de la Casa Blanca y el Congreso para derogar un sinfín de leyes, algo impensable en estos momentos con los republicanos dominando las dos cámaras.