2 de agosto de 2011

Cuba.- Cuba exige a EEUU poner fin al "trato injusto e ilegal" de uno de 'los cinco' cubanos detenidos por espionaje

Cuba.- Cuba exige a EEUU poner fin al "trato injusto e ilegal" de uno de 'los cinco' cubanos detenidos por espionaje
EP/KALOIAN SANTOS CABRERA/JUVENTUD REBELDE

MADRID, 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Asamblea Nacional de Cuba pidió el lunes al Gobierno de Barack Obama poner fin de manera inmediata al "trato injusto e ilegal" a Gerardo Hernández Nordelo, uno de 'los cinco' cubanos condenados en Estados Unidos por delitos relacionados con espionaje.

Hernández Nordelo fue condenado en 2001 a dos cadenas perpetuas más 15 años de prisión por los delitos de conspiración para espiar, documentación falsa, ser agente de un gobierno extranjero sin estar registrado y conspiración para cometer asesinato. El Gobierno de Raúl Castro ha agotado todas las vías legales para salvar de la prisión a éste y a los otros cuatro cubanos. El último recurso ha sido un hábeas corpus cuya resolución podría conocerse en las próximas semanas.

El pleno del Parlamento "exige a las autoridades norteamericanas que pongan fin inmediatamente al trato injusto e ilegal contra Gerardo Hernández Nordelo", señala una resolución aprobada por los diputados, informa este martes el diario oficial 'Granma'.

El grupo de 'los cinco' --considerados por La Habana presos políticos-- está conformado por Gerardo Hernández, René González, Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Fernando González Llort, todos ellos detenidos el 12 de septiembre 1998 por el FBI en Estados Unidos, donde han sido acusados --entre otros delitos-- de "conspiración para cometer espionaje" en favor del entonces Gobierno de Fidel Castro.

Desde hace más de trece años, Cuba mantiene una intensa campaña internacional para lograr que la justicia norteamericana excarcele a estos cinco hombres, alegando que su labor en Estados Unidos consistía únicamente en recoger información sobre supuestos atentados que estarían planificando organizaciones de la oposición contra el régimen castrista.

El caso que La Habana considera más delicado es el de Hernández Nordelo, no sólo por las penas a las que ha sido condenado, sino por el trato que estaría recibiendo en prisión. Gerardo "enfrenta nuevos y graves obstáculos que se agregan a su muy difícil situación carcelaria y constituyen una clara violación a sus derechos y a las propias normas norteamericanas", señala el texto.

"En esta etapa crucial se le han creado dificultades adicionales para la comunicación con sus abogados y con los funcionarios consulares cubanos, se le restringe o impide el acceso a la correspondencia, incluida la de carácter legal relacionada con su caso", denuncia el Parlamento cubano.

Además de los delitos relacionados con espionaje, Hernández Nordelo ha sido procesado por su supuesta implicación en el derribo de unas avionetas de Hermanos al Rescate --una organización disidente con sede en Estados Unidos-- que estarían sobrevolando ilegalmente espacio aéreo cubano.

Los legisladores han hecho un llamamiento a "multiplicar sin descanso las acciones para demoler el muro de silencio que permite a Washington perpetuar la injusticia" a la que estarían siendo sometidos Hernández Nordelo y los otros cuatro cubanos.