Cuba importará autobuses para reforzar el transporte tras la reducción de taxis privados

Cuba importará autobuses para reforzar el transporte tras la reducción de taxis privados
7 de diciembre de 2018 REUTERS / ALEXANDRE MENEGHINI

LA HABANA, 7 Dic. (Reuters/EP) -

Las autoridades de Cuba han anunciado que importarán cientos de autobuses para reforzar el transporte público después de que se redujera el número de taxis del sector privado, cuyos chóferes han expresado su malestar por las nuevas regulaciones aprobadas en la isla.

"Una buena noticia para nuestra Habana es que a finales de diciembre y principios de enero llegan 400 microbuses nuevos que el Estado ha adquirido en el extranjero y que van a reforzar las rutas en la capital, de 12 plazas cada uno", ha indicado el ministro de Transporte cubano, Adel Yzquierdo.

El anuncio se ha producido horas antes de que entren en vigor este viernes las nuevas restricciones para la circulación de pasajeros en la capital cubana en un momento en que existe un déficit de los llamados 'almendrones', los voluminosos taxis privados que han sido la columna vertebral del transporte local durante décadas.

Yzquierdo ha aseverado que también llegarán al país 90 autobuses que "ya se embarcaron, están navegando". Así, ha insistido en que "el 13 de diciembre se embarcan los primeros 300 microbuses".

El Gobierno puso en marcha en julio una serie de nuevas normativas que restringen el sector privado e incluyen reglas para los taxis, las cuales entrarán en vigor progresivamente en todo el país.

Las normas obligan a los conductores a una revisión técnica para circular, la obligación de afiliarse a categorías de taxis "ruta", "libre" y "clásico", y un control a través de una tarjeta para comprar combustible.

"Al cierre de noviembre se han realizado 3.415 revisiones técnicas a 1.902 carros. Unos 800 transportistas privados no se han presentado a la prueba técnica y han entregado la licencia", ha señalado la viceministra de Transporte, Marta Oramas.

La viceministra ha manifestado que como resultado 2.167 licencias fueron canceladas en La Habana. Algunos chóferes han amenazado con presionar al Gobierno para modificar las normas.

Contador