19 de mayo de 2008

Cuba.- En Cuba no hay cambio de régimen sino la "continuada democratización de la sociedad", dice Carlos Alzugaray

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El profesor y miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), Carlos Alzugaray, afirmó hoy que los cambios en Cuba se realizarán en una línea de continuidad con el período anterior, ya que "no se pretende un cambio de régimen, sino transformaciones" progresivas.

En una conferencia pronunciada en Casa de América en Madrid, Alzugaray consideró que en la isla caribeña "no hay un cambio de régimen" ya que "los vientos de cambio apuntan a una transformación que combina la necesidad de hacer mas eficiente la economía (..) y la continuada democratización de la sociedad cubana".

"Hay que tener en cuenta que la coyuntura económica internacional no es favorable", lo que afecta a la "vulnerabilidad de la economía cubana" debido a su dependencia del exterior, añadió mientras subrayó la importancia de la "transformación para hacer más eficiente la economía nacional".

Según Alzugaray, en el plano nacional hay que resolver la eficiencia económica, y en este punto se debate actualmente en el país si es necesario primar la bajada de los precios o la mejora de los salarios. También hay que mejorar la producción, sistema del que es 'culpable' un "estado paternalista" que ha intentado siempre resolver solo todos los problemas de los ciudadanos.

El también diplomático afirmó que la política de Fidel Castro no va a repetirse porque Castro, aseguró, es "irreproducible", aunque el país se encamina hacia una "democracia participativa deliberativa" en la que ya se dan pasos para elaborar un nuevo modelo, como el llamamiento a los científicos sociales "para que no sólo analicen la sociedad, sino que realicen propuestas concretas".

El profesor también subrayó la necesidad que tiene el país de que los órganos de prensa tengan una actitud más crítica y más abierta al debate, y aseguró que en Cuba "sí hay libertad de prensa" remitiendo a la revista 'Juventud rebelde' y sus 'Boletos de recibo' en los que se puede apreciar una multiplicidad de opiniones.

Alzugaray concluyó afirmando que la política exterior cubana seguirá con los "cuatro elementos" que la han guiado hasta el momento, como son la protección de la soberanía e independencia nacional, el pragmatismo de la economía con una revisión de la inversión extranjera, el elemento institucionalista por el cual se fortalecen las instituciones de cooperación nacional y, como último elemento, empleó el término acuñado por el profesor John Nye, el 'softpower', es decir, la no imposición de las influencias externas aunque "todo país --manifestó-- quiere estas influencias".