3 de noviembre de 2011

Los cubanos podrán comprar y vender casas a partir de la próxima semana

LA HABANA, 3 Nov. (Reuters/EP) -

Los cubanos podrán comprar y vender casas legalmente desde la próxima semana, después de casi 50 años sin poder hacerlo porque estaba prohibido, con la entrada en vigor de una de las medidas más esperadas de las reformas emprendidas por el Gobierno de Raúl Castro.

El diario 'Granma' ha informado este jueves de que las nuevas normas para el traspaso de propiedades entrarán en vigor el 10 de noviembre y forman parte de unas 300 medidas impulsadas por Raúl Castro para reactivar la frágil economía del país.

"Con el fin de eliminar prohibiciones y flexibilizar trámites relacionados con la transmisión de la propiedad de la vivienda (...), entran en vigor a partir del 10 de noviembre el Decreto-Ley 288 y varias resoluciones ministeriales", ha indicado el periódico oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

La Gaceta Oficial explica que "las nuevas normas jurídicas reconocen la compraventa, permuta, donación y adjudicación --por divorcio, fallecimiento o salida definitiva del país del propietario-- de viviendas entre personas naturales cubanas con domicilio en el país y extranjeros residentes permanentes en la isla".

La oficialización de una operación inmobiliaria se realizará ante notario y se aplicarán los impuestos correspondientes, según el diario.

Con estos cambios, el Gobierno pretende estimular la construcción, frenar la corrupción en el sector, generar ingresos al Estado a través de los impuestos y reducir el déficit de alrededor de 600.000 viviendas que sufre el país, según cifras oficiales. La mayoría de las casas, edificios y apartamentos de Cuba datan de antes de la revolución de 1959.

Desde hace casi 50 años existen importantes restricciones en el mercado inmobiliario y el de vehículos en Cuba que causan problemas a la población en su vida cotidiana. El pasado mes de octubre, las autoridades flexibilizaron la compra y la venta de vehículos. Muchos cubanos hacían ambos tipos de operaciones de forma ilegal.

No obstante, la resolución anunciada el jueves en 'Granma' mantiene la restricción de poseer una única vivienda por persona en la isla como residencia permanente "y otra en zonas de descanso o veraneo".

REFORMA MIGRATORIA

El Gobierno está trabajando en una esperada reforma migratoria para que los cubanos puedan viajar con mayor facilidad, aunque las autoridades no han dado pistas sobre cuáles serán los cambios ni cuándo se pondrán en marcha.

El Ejecutivo ha dicho que los cubanos que abandonen definitivamente el país podrán traspasar sus casas a familiares hasta el cuarto grado de consanguinidad, algo que antes no era posible ya que debían dejar sus propiedades al Estado.

Raúl Castro, que reemplazó en la Presidencia a su convaleciente hermano Fidel en febrero de 2008, señaló el pasado agosto ante el Parlamento que "el país está en la senda de modificar decisiones que desempeñaron un papel en su momento y que perduraron innecesariamente", en alusión a la "actualización" de las normas que afectan a la libertad de movimiento de los cubanos.