28 de enero de 2011

Cuba.- Una de las Damas de Blanco inicia una huelga de hambre para exigir la liberación de los presos políticos cubanos

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

Alejandrina García, una de las Damas de Blanco, ha comenzado este viernes una huelga de hambre para exigir la liberación de su esposo, Diosdado González Marrero, y de los otros diez opositores cubanos que el Gobierno de Raúl Castro se comprometió a liberar en julio y que todavía están en prisión.

González Marrero forma parte del grupo de opositores de la Primavera Negra arrestados en 2003 que se negaron a viajar a España, a diferencia de otros 40 prisioneros de conciencia que aceptaron la propuesta de abandonar la isla a cambio de su liberación.

García ha explicado a Europa Press que hasta la fecha las autoridades cubanas no han informado sobre la excarcelación de los 11 presos políticos de la Primavera Negra que debieron ser liberados en un plazo máximo de 4 meses, contados a partir del 7 de julio, cuando el Arzobispado de La Habana anunció el acuerdo alcanzado con el régimen castrista, que contó con la mediación de España.

"No estoy de acuerdo con las huelgas de hambre porque respeto la vida, pero no encuentro otra forma de exigir al Gobierno que excarcele a mi marido y siento que no puedo quedarme de brazos cruzados", ha expresado García en declaraciones telefónicas desde su vivienda en la provincia de Matanzas (oeste).

La dama de blanco había informado al arzobispo de La Habana, cardenal Jaime Ortega, de su intención de comenzar una huelga de hambre a través de una carta que le dejó en su despacho el pasado 18 de enero. "Yo le expliqué las razones de mi decisión, pero todavía no me ha respondido", ha indicado.

García aprovechó su visita a la capital cubana para preguntar ante el Departamento 21 de la Seguridad del Estado sobre la situación de los 11 prisioneros de conciencia que no han sido liberados, pero los oficiales le han dicho que "no saben nada de eso y que se trata de un proceso lento".

El Gobierno de Castro ha asegurado, según el Arzobispado de La Habana, que excarcelará a todos los opositores que se quieran quedar en la isla, aunque no ha mencionado una posible fecha. Hasta el momento, solo ha sido liberado mediante licencia extrapenal el economista Arnaldo Ramos Lauzerique, quien ha decidido quedarse a vivir en La Habana.

Sin embargo, García ha sido enfática al aseverar que no depondrá la huelga de hambre hasta que su marido no esté de regreso en su casa en Matanzas. "Estaré así el tiempo que sea necesario", ha expresado.