3 de mayo de 2006

Cuba.- Damas de Blanco piden liberar "sin condicionamientos" a periodistas y demás presos de conciencia

MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

Las Damas de Blanco, grupo conformado por las esposas de los 75 disidentes encarcelados en marzo de 2003, pidieron a las autoridades cubanas hoy miércoles, con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa, la "pronta excarcelación sin condicionamientos" de los periodistas presos en la isla "y de los demás prisioneros de conciencia y políticos pacíficos", además de la "admisión progresiva de la libertad de expresión" en Cuba, que el próximo 9 de mayo buscará entrar en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

"El Gobierno de Cuba, que proclama ser el que más respeta los Derechos Humanos en el mundo, debería considerar lo que hace contra esos periodistas independientes encarcelados, muchos enfermos y sin atención médica ni medicación adecuadas, considerados prisioneros de conciencia por Amnistía Internacional (...) ahora que pretende ingresar en el nuevo Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que se elegirá el 9 de mayo próximo", consideró en su artículo Miriam Leiva, esposa del economista Oscar Espinosa Chepe, condenado a 20 años de prisión con el Grupo de los 75.

A juicio de Leiva, el Gobierno de Fidel Castro "debe tener presente que, de ser admitido con el apoyo de sus afines (en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU), estará sujeto a escrutinio universal permanente".

Así, reflexionó en su artículo, "el sentido común ante las aspiraciones propias y las nuevas condiciones en la arena internacional deberían primar, al menos para que las autoridades procedan a la pronta excarcelación sin condicionamientos de los periodistas independientes presos actualmente, de los demás prisioneros de conciencia y políticos pacíficos y la admisión progresiva de la libertad de expresión y prensa" en Cuba.

La representante de las Damas de Blanco recordó la situación de los disidentes del Grupo de los 75 aún encarcelados ya que, según ella misma dijo, para los periodistas cubanos el Día Mundial de la Libertad de Prensa es toda "una ocasión para exigir la libertad inmediata e incondicional de nuestros 23 colega, secuestrados y lacerados en las horrendas cárceles" cubanas.

"En marzo de 2003, entre los 75 apresados, 25 eran periodistas independientes, que recibieron penas de hasta 28 años de prisión (..) Sólo se les ocuparon lápices, plumas, máquinas de escribir viejas, alguna computadora, equipo de fax o radio y papeles, muchos papeles que no estaban escondidos y que llevaban sus nombres, no para subvertir o derrocar al régimen, sin analizando y denunciando la situación existente en el país de forma pacífica y constructiva", indicó.