24 de mayo de 2006

Cuba.- Un diputado del Parlamento cubano reconoce "mejor perspectiva" de negocio con Venezuela, China, Malasia y Rusia

GIJÓN, 24 May. (EUROPA PRESS) -

El diputado nacional de la Asamblea del Poder Popular de Cuba (Parlamento), Sergio Corrieri Hernández, que también ocupa la Presidencia del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), afirmó hoy que el bloqueo que mantiene EEUU a Cuba "no es una novedad", ya que lleva casi 47 años e incluso hay generaciones de cubanos que han nacido con él. No obstante, se congratuló que hay una "mejor perspectiva" para Cuba al mantener negocios con países como Venezuela, China, Malasia y Rusia, entre otros. "No es el mercado norteamericano", pero es un "paliativo" a la situación, añadió.

Sergio Corrieri fue recibido esta mañana en el ayuntamiento de Gijón por la concejala de Servicios Sociales, María Antonia Fernández Felgueroso, y el tercer teniente de alcalde y presidente del Consejo de Cooperación, Jesús Montes Estrada.

Corrieri agradeció la solidaridad mostrada con Cuba por algunos países pero acusó a EEUU de intentar que fuera de sus fronteras apliquen el bloqueo a Cuba. En este punto, señaló que hay rumores no contrastados de que una empresa discográfica muy importante no va a firmar más contratos de grabación con artistas cubanos por la presión norteamericana. "No queda ningún tornillo más para apretar",indicó, "excepto que se extienda el bloqueo internacionalmente"

Destacó además de Gijón que era "una ciudad estéticamente preciosa y humanamente muy cálida". El presidente del ICAP explicó que la organización que preside trata de "alentar el conocimientos entre los pueblos" de todo el mundo y Cuba, favoreciendo una "amistad" que se extiende a 1.800 asociaciones en 136 países".

Por su parte el edil de IU, quien hizo un repaso previo a la carrera de Corrieri Hernández, señaló del invitado que era "toda una personalidad" y aludió a las buenas relaciones entre Gijón y La Habana, con la que está hermanada la ciudad asturiana. Asimismo, recordó el paso por el Ayuntamiento, en abril de 2004, de Evo Morales, cuando aún no era presidente de Bolivia, y de Mariano Arana, en julio de 2003, que posteriormente fue nombrado ministro de Planificación, Vivienda y Medio Ambiente de Uruguay.