12 de agosto de 2007

Cuba.- Un disidente excarcelado buscará viajar a Estados Unidos para operarse un tumor en Estados Unidos

LA HABANA, 12 Ago. (EP/AP) -

El disidente cubano Francisco Chaviano, dejado en libertad la semana pasada por sorpresa tras trece años de prisión, afirmó hoy que espera viajar a Estados Unidos para operarse de un tumor en un pulmón, pero luego regresará a Cuba para reanudar su activismo en favor de los Derechos Humanos.

"Mi futuro está en la lucha" por la mejora de los Derechos Humanos en la isla, afirmó el matemático de 54 años en la casa en la que vive con su esposa, Ana Aguililla, en el oeste de La Habana. Sin embargo, explicó, primero deberá curarse.

Un pequeño tumor le fue descubierto a Chaviano recientemente en uno de sus pulmones, quien ya comenzó a sufrir problemas cardiacos cuando estaba en la cárcel. Aunque puede operarse en Cuba, Chaviano dijo se sentiría más seguro operándose en un país en el que el Gobierno no lo considera un enemigo.

El activista necesitaría una visa estadounidense y un permiso de salida del Gobierno cubano para hacer el viaje, pero no conocerá las condiciones concretas bajo las cuáles le sería permitido abandonar la isla hasta que se reúna con un juez esta misma semana, ya que se encuentra en libertad bajo palabra.

"Para bien o para mal, voy a regresar" a Cuba, aunque sus tres hijos viven ahora en Florida, dijo Chaviano, sentado en una silla de metal oxidado desde el patio de su casa. "¿Por qué iba a dejar Cuba para siempre ahora si no lo hice antes?", argumentó.

Chaviano recordó que se negó a salir cuando las autoridades cubanas le ofrecieron que emigrase a Estados Unidos tras ser arrestado en mayo de 1994 por cargos de revelar secretos estatales.

Entonces era el presidente del Consejo Nacional Cubano de Derechos Humanos, fue enjuiciado a puerta cerradas por un tribunal militar y sentenciado a 15 años por revelar secretos estatales cuando documentaba casos de balseros que desaparecieron o murieron tratando de escapar de Cuba. Chaviano negó las acusaciones y sus partidarios afirman que no se presentaron pruebas en el juicio.