22 de mayo de 2006

Cuba.- El disidente Óscar Espinosa cree que hay que mostrar al pueblo cubano las ventajas del respeto a los DDHH

LA HABANA, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El disidente cubano Óscar Espinosa consideró hoy que es necesario desarrollar mecanismos o convocar "eventos culturales, deportivos, científico-técnicos o artísticos" que muestren al pueblo de Cuba "las ventajas de la democracia y el respeto a los derechos humanos en el desarrollo de las naciones", así como una "mayor firmeza en el apoyo a los cubanos, reforzar los vínculos con el pueblo y la disidencia y darles acceso a Internet".

Según Espinosa, hablar de soberanía y derechos políticos y civiles en Cuba es "ridículo", cuando el Gobierno "se niega abiertamente a cumplir con los mínimos requisitos básicos de la Declaración Universal de Derechos Humanos adoptada por Naciones Unidas en 1948".

En su opinión, el "totalitarismo" en la isla "bloquea el desarrollo hacia el progreso, a la vez que viola los derechos políticos y civiles, hecho mucho más grave y condenable que cualquier otro que hoy afronte la sociedad cubana".

Además, señaló que el principio en que se basa el concepto de democracia "radica en la libertad de los pueblos a decidir su destino soberanamente, con la existencia de la clásica división de poderes". "En estos momentos, Cuba es la única nación en América Latina y el Caribe donde todo esto se viola constantemente", agregó.

"SIGNIFICATIVOS PASOS DE SOLIDARIDAD"

No obstante, Espinosa destacó que "últimamente la Unión Europea ha dado significativos pasos de solidaridad con el pueblo cubano" y que "muchos funcionarios y altos dirigentes europeos han demandado la liberación" de los presos de conciencia y políticos. Pero, según subrayó, la situación en materia de derechos humanos "continúa deteriorándose en Cuba y la mano tendida por la UE a principios de 2005 ha sido rechazada con soberbia por el totalitarismo caribeño".

Para el disidente cubano, es "inexplicable" que en la XV Cumbre Iberoamericana de Salamanca y en la de UE-América Latina y Caribe de los días 11 y 12 de mayo "se hayan ignorado actitudes preocupantes" como "la recentralización de la economía, la represión y el hostigamiento hacia la ciudadanía", así como "los gestos de desprecio al derecho internacional".

Finalmente, recordó que el próximo mes de junio la UE reevaluará su posición respecto al Gobierno de Cuba, afirmando que "resultaría inoportuna una política de ruptura con las autoridades de La Habana, aunque resaltó que "se requiere mayor firmeza en el apoyo a los cubanos".