22 de octubre de 2009

Cuba/Ecuador.- Fidel Castro agradece al vicepresidente ecuatoriano la ayuda de su país a la isla

Correa elogia la resistencia cubana pero admite que hacen falta "cambios" en el modelo político de la isla

LA HABANA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente cubano Fidel Castro trasladó este miércoles al vicepresidente ecuatoriano, Lenín Moreno, su agradecimiento al Gobierno de Quito por su ayuda y apoyo a la isla, informó este jueves el Gobierno cubano en un comunicado.

Ambos dirigentes mantuvieron un encuentro "fraternal" en el que abordaron "animadamente" sobre la situación internacional y la creciente colaboración entre ambos países, sobre todo en el ámbito de la salud, informó la agencia Prensa Latina.

Por su parte, el vicepresidente ecuatoriano agredió a Fidel Castro la labor que desempeñan los médicos cubanos en el país y le hizo entrega de la Orden Manuela Espejo que otorga la vicepresidencia ecuatoriana en reconocimiento del estudio de campo sobre la discapacidad en Ecuador.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, elogió este miércoles "la dignidad del pueblo cubano, su espíritu de resistencia" y los logros "extraordinarios" del régimen en materia social.

Sin embargo, admitió que el sistema político en Cuba requiere introducir "cambios" y recordó que el ex presidente cubano Fidel Castro "ha dicho que el modelo cubano es irrepetible". "Debe haber cambios en el sistema político" cubano, aseguró en una entrevista al programa 'Palabra Suelta' de EcuadorTV.

"Pero yo no seré el que le diga eso al pueblo cubano, serán los propios cubanos los que resuelvan sus problemas", explicó el mandatario. "El propio Raúl está pensando en eso", aseguró, en alusión al presidente, Raúl Castro.

Correa advirtió de que no se puede juzgar los logros ni la situación de Cuba sin tener en cuenta el embargo impuesto por Estados Unidos a la isla desde hace casi 50 años.

"No se puede juzgar la situación de Cuba o el éxito o fracaso de un sistema sin considerar 50 años de embargo. Nosotros no resistimos ni cinco meses si Estados Unidos nos embarga", admitió. "Desconocer ese factor fundamental es de una deshonestidad intelectual tremenda", concluyó.