7 de noviembre de 2011

Alan Gross propone ser intercambiado por 'los cinco' cubanos acusados en EEUU de espionaje

MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El contratista estadounidense Alan Gross, condenado en Cuba a 15 años de prisión por actos contra la seguridad del Estado, propuso ser intercambiado por los cinco cubanos detenidos en 1998 en territorio norteamericano y sentenciados por hechos relacionados con delitos espionaje.

La propuesta de Gross ha sido divulgada por el rabino David Shneyer, un reconocido líder judío estadounidense que se reunió recientemente con el contratista en un centro médico militar de La Habana, donde se encuentra recluido por su delicados problemas de salud.

Gross quiere que Washington promueva un intercambio similar al concretado recientemente en Oriente Próximo y que permitió la liberación de un militar israelí.

"Habiendo conocido el reciente intercambio de (el soldado) Gilad Shalit por más de mil palestinos encarcelados, (Gross) expresó su deseo de que Estados Unidos y Cuba puedan hacer lo mismo por él y por los cinco cubanos", señala un mensaje Shneyer publicado en su blog.

Shneyer se reunió con el contratista norteamericano --un judío practicante-- cerca de una hora y 40 minutos en el complejo médico militar Carlos Finlay en La Habana, en presencia de un traductor y funcionarios cubanos.

Gross, de 62 años, fue detenido en diciembre de 2009 en La Habana, acusado de distribuir ilegalmente equipos de comunicación satelital como subcontratista de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID) que financia, entre otras cosas, programas destinados a promover la democracia en la isla.

El pasado marzo, fue declarado culpable del delito de "Actos contra la Independencia o la Integridad del Estado" y condenado a 15 años de prisión tras un juicio en el que, según Cuba, demostró que introdujo de manera ilegal equipos informáticos "para crear redes internas" como parte de los programas de la USAID.

Desde su detención, surgieron rumores sobre la posibilidad de que se produjese un intercambio entre Gross y los cinco cubanos detenidos en 1998 en Estados Unidos y condenados a penas que van desde los 15 años hasta la prisión de por vida.

El pasado febrero, el jefe de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana, Jonathan Farrar, dijo en una entrevista a Voice of America aclaró que ambos gobiernos no han planteado "nunca" la posibilidad de hacer un intercambio entre Gross y 'los cinco'.

René González, uno de 'los cinco', fue excarcelado el pasado 7 de octubre pero deberá permanecer tres años en Miami en régimen de libertad supervisada, algo que Cuba considera "un peligro" debido a que en esa ciudad operan las organizaciones anticastristas más poderosas.

González forma parte del llamado grupo de 'los cinco' al que también pertenecen Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Fernando González Llort. Todos ellos fueron detenidos el 12 de septiembre de 1998 por el FBI en Estados Unidos, donde han sido acusados --entre otros delitos-- de "conspiración para cometer espionaje" en favor del entonces Gobierno de Fidel Castro.

Según la defensa, 'los cinco' estaban infiltrados en organizaciones de disidentes cubano-americanos para conocer los supuestos planes terroristas que estarían orquestando contra la isla y rechazan la versión de que estuviesen desarrollando actividades contra Washington, tal y como alegó la acusación.

Por su parte, la esposa del contratista estadounidense, Judy Gross, expresó hace unos meses al presidente cubano, Raúl Castro, su preocupación por el estado de salud de su esposo a través de una carta en la que además le implora su liberación. Según sus familiares, el acusado ha perdido más de 40 kilos desde que fue arrestado y padece también de una delicada artritis.