18 de agosto de 2011

Cuba/EEUU.- Un congresista de EEUU propone sancionar a los cubanos residentes que viajen a la isla

MIAMI, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

El congresista republicano David Rivera presentó una reforma que contempla sanciones contra aquellos cubanos residentes en Estados Unidos que viajen a la isla, propuesta que ha sido rechazada por algunos miembros de la disidencia dentro y fuera de Cuba.

Rivera, de origen cubano y criado en Florida, sugiere hacer una reforma a la Ley de Ajuste Cubano --en vigor desde 1966-- que otorga la residencia legal en territorio norteamericano a todos los cubanos a los 366 días después de haber llegado al país.

La idea es que durante los primeros años no puedan viajar a la isla debido a que el objetivo de esa polémica ley es proteger a los exiliados de las supuestas agresiones de las que podrían ser blanco por parte del régimen castrista.

La intención original de esa normativa "era proporcionar un estatus (legal) a los refugiados cubanos, porque no podían regresar a Cuba", comentó el representante republicano en declaraciones al diario 'El Nuevo Herald'.

Rivera considera que, a pesar de haber pasado 45 años de la entrada en vigor de la ley, la "situación política sigue siendo la misma, con una dictadura comunista totalitaria en el poder".

"Tenemos que hacer algo acerca de aquellos que hacen uso de una ley concebida para protegerlos de la persecución y luego viajan al país perseguidor en un evidente abuso de la ley", explicó.

La propuesta, que fue presentada el pasado 1 de agosto, da luz verde al Departamento de Seguridad Interna (DHS) para que suspenda el estatus de residente a quienes regresen a la isla antes de obtener la nacionalidad. Los cubanos generalmente necesitan de un máximo de cinco años para convertirse en ciudadanos estadounidenses.

Con estos cambios, se le restaría amplitud a la Ley de Ajuste Cubano, aprobada en plena Guerra Fría y de la que se han beneficiado miles de cubanos que han podido establecerse en Estados Unidos tras haber abandonado la isla por motivos bien sea políticos o económicos.

REACCIONES

La propuesta de Rivera surge después de que la Administración de Barack Obama lograra flexibilizar algunas medidas del férreo bloqueo que Washington mantiene sobre Cuba desde hace medio siglo, como la posibilidad de que los cubano-americanos viajen a la isla sin limitaciones.

Se estima que unos 300.000 cubano-americanos visitaron la isla en 2010, tras el levantamiento de las restricciones, mientras que el flujo de remesas continúa creciendo ahora que se pueden hacer envíos de dinero desde Estados Unidos hacia Cuba sin limitaciones.

La oposición al régimen castrista en Estados Unidos ha rechazado esta iniciativa, alegando que significaría un retroceso a los esfuerzos que han emprendido para lograr unir a las familias en ambos países.

"El gobierno de Cuba se ha pasado la vida dividiendo a la familia cubana y nosotros nos encontramos ahora a una persona como Rivera, que por razones políticas hace lo mismo y divide al pueblo", dijo Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia en Miami. "Lo que está haciendo es castigar a los cubanos y no al dictador", aseguró citado por 'El Nuevo Herald'.

En Cuba, reconocidos miembros de la oposición negaron su apoyo al proyecto de Rivera alegando que aquellos que abandonan la isla lo hacen contra su voluntad y huyendo de las condiciones políticas y económicas que ofrece el régimen castrista.

"Los cubanos que salen de Cuba escapan a una nueva vida", dijo el disidente Oswaldo Payá, líder del Movimiento Cristiano Liberación. "No voy a registrar la conciencia de nadie, pero sé que van buscando libertad y el espacio para vivir que no tienen en su propia patria", expresó en declaraciones al rotativo.

La bloguera Yoani Sánchez pidió valorar los supuestos aportes "ideológicos" que tienen esas visitas de los cubano-americanos. "Esas personas se convierten en embajadores democráticos y de libertad. Las familias se enteran de primera mano y de viva voz sobre los diferentes elementos de la sociedad que el gobierno y la prensa cubana distorsionan y silencian, esconden y manipulan", indicó.

Algunos opositores, en cambio, se han mostrado a favor de la iniciativa de Rivera. En Miami, Arturo del Monte, portavoz de la Federación Mundial de ex presos políticos, comentó que es válido hacer reformas a la Ley de Ajuste Cubano para que no pierda su esencia original.

"Si eres un refugiado político y esperas un año y un día para viajar a Cuba entonces no eres un perseguido", aclaró Del Monte. "Simplemente esa persona está acogiéndose a una serie de ventajas y beneficios", subrayó.

"Debe haber consecuencias para las personas que ajustan su estatus bajo la ley, y luego viajan a la isla valiéndose de una laguna que los refugiados de otros países no tienen", dijo por su parte Mauricio Claver-Carone, director del comité de acción política US-Cuba Democracy, en Washington.