12 de noviembre de 2009

Cuba/EEUU.- Fidel critica a Obama por no "resistir la tentación de presionar, amenazar, e incluso engañar a los demás"

Dice que el alcance del acuerdo con Colombia sólo se verá cuando regrese "un Nixon, un Bush o alguien parecido a Cheney" al poder

LA HABANA, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente cubano Fidel Castro criticó este jueves al presidente estadounidense, Barack Obama, por no "resistir la tentación de presionar, amenazar, e incluido engañar a los demás", aunque reconoció que en Estados Unidos "hay otros posibles presidentes peores que él" y dijo comprender "que ese cargo en Estados Unidos es hoy un gran dolor de cabeza".

Aunque Fidel admitió que el "el pueblo norteamericano no es culpable, sino víctima de un sistema insostenible" capitalista "incompatible ya con la vida de la humanidad", cuestionó "cómo va a resolver Obama los problemas climáticos" cuando la postura de su delegación en las negociaciones internacionales para limitar las emisiones de CO2 a nivel mundial más allá de 2012 es "la peor de todos los países industrializados y ricos" y "cómo va a contribuir a la solución de los graves problemas económicos que afectan a gran parte de la humanidad" con la elevada deuda estadounidense, que asciende a más del 400 por ciento de su PIB en 2008.

Asimismo, criticó el hecho de que un 44 por ciento de los congresistas estadounidenses "son millonarios", algo que, a su juicio, hace "muy difícil" que piensen "como cualquiera de los muchos millones de norteamericanos que carecen de asistencia médica, están sin empleo o tienen que trabajar duramente para ganarse la vida", en unas nuevas reflexiones publicadas este jueves en 'Cubadebate'.

Fidel recordó que cerca de la mitad de la humanidad vive por debajo del nivel de miseria, que el 20 por ciento de los ricos consumen más del 80 por ciento de la riqueza del planeta y que la humanidad está hoy consumiendo un 30% más de la capacidad de reposición, aunque "Obama y el Congreso de Estados Unidos no se han enterado todavía".

Fidel admitió no obstante que no pone en duda "su elocuencia y su inteligencia" y le reconoce que "tal vez ningún otro Presidente de Estados Unidos sería capaz de comprometerse con un programa tan intenso como el que se propone llevar a cabo en los próximos ocho días".

Obama inicia ahora una gira que le llevará desde Alaska, hasta Japón, Singapur, China y Corea del Sur, para abordar desde los contenciosos en Afganistán, Corea del Norte e Irán, hasta el cambio climático, la recuperación económica y el desarme nuclear, punto en el que Fidel admitió que la reducción del arsenal nuclear que Estados Unidos negocia con Rusia para sustituir el actual tratato START 1 que expira el próximo 5 de diciembre, tendrá sin duda "trascendencia para la economía y la paz mundial".

BASES EN COLOMBIA

En cambio, criticó que Estados Unidos haya dejado en el continente iberoamericano "el problema bochornoso de Honduras" e impulse su "anexión de Colombia" tras la firma del acuerdo militar en virtud del cual el Ejército estadounidense podrá utilizar hasta siete bases colombianas en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo.

En su opinión, el uso de estas bases es "absolutamente injustificables" dado que "amenazan a todos los pueblos de Suramérica con el pretexto de combatir el narcotráfico, un problema creado por las decenas de miles de millones de dólares que desde Estados Unidos se inyectan al crimen organizado y a la producción de drogas en América Latina".

El alcance de este acuerdo, dijo, se verá "con toda claridad" cuando "un Nixon, un Bush o alguien parecido a Cheney serán de nuevo Presidentes", al tiempo que auguró que "antes de que Obama concluya su mandato habrá de seis a ocho gobiernos de derecha en América Latina que serán aliados del imperio".