1 de octubre de 2008

Cuba/EEUU.- La Habana admite que con McCain sería "más complicado" el fin del bloqueo pero descarta decantarse por Obama

El embajador cubano denuncia que el bloqueo fue el último año "más brutal" y ya ha costado a Cuba más de 93.000 millones de dólares

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El embajador cubano en Madrid, Alberto Velazco, descartó hoy pronunciarse a favor de ninguno de los dos candidatos a la Casa Blanca, si bien admitió que con el republicano John McCain seguramente "sería más difícil" que se produjera el levantamiento del bloqueo que pesa sobre Cuba. En todo caso, recordó que para que haya un diálogo con Estados Unidos, éste deberá celebrarse "en condiciones de igualdad".

"No podemos adivinar quién va a ganar ni qué medidas va a tomar una nueva Administración estadounidense", afirmó Velazco en rueda de prensa, si bien reconoció que "uno de los candidatos ha apostado por la continuidad del bloqueo y otro por permitir un resquicio". Pero, añadió, "hasta que no haya una nueva Administración en la Casa Blanca no vamos a saber qué ocurrirá".

Los dos candidatos, insistió, "han sido cuidadosos, ninguno de los dos, y por supuesto menos McCain que Obama, ha declarado que está dispuesto a levantar el bloqueo o a normalizar las relaciones con Cuba".

En todo caso, y tras recordar que el bloqueo a Cuba está regido por leyes y por tanto "sólo el Congreso (estadounidense) puede eliminar la ley Helms-Burton y todas las leyes" que lo rigen, admitió que el presidente puede "tomar algunas medidas" e "imaginamos que con McCain sería más complicado".

Asimismo, el embajador cubano quiso dejar claro que Cuba sigue "planteando los mismo que desde hace 50 años" e insistió en que "en condiciones de igualdad estamos dispuestos a discutir, de lo contrario no es posible". No obstante, dijo, "no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista".

Velazco hizo estas declaraciones con motivo de la presentación de la resolución que Cuba presentará ante la Asamblea General de la ONU sobre la "necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero" de Estados Unidos sobre la isla. Según el embajador, "el último año ha sido el de aplicación más brutal de la política de bloqueo" estadounidense.

Estados Unidos, afirmó, "ha emprendido acciones irracionales de persecución contra entidades gubernamentales, empresas, instituciones bancarias y ciudadanos de terceros países, llegando incluso al bloqueo de sitios de Internet que tengan algún vínculo con Cuba".

93.0000 MILLONES DE DOLARES PERDIDOS

En este sentido, denunció que "el daño económico directo al pueblo cubano" desde que se impuso el bloqueo a la isla "supera los 93.000 millones de dólares". Esta cifra, explicó, "representa 1,6 veces el PIB cubano, alrededor de doce veces la deuda externa cubana en 2006 y alrededor de 23,5 veces el valor de las inversiones realizadas en 2006".

A estas cifras, agregó, "habría que añadir más de 54.000 millones de dólares ocasionados por agresiones y actos terroristas perpetrados por el Gobierno de Estados Unidos y sus agentes mercenarios durante casi medio siglo contra la nación cubana".

"Hemos tenido que pagar un precio muy alto por nuestra independencia y soberanía", lamentó el diplomático cubano, incidiendo en que la isla sufre "el bloqueo más largo por la potencia más poderosa de la Tierra".

En su resolución, el Gobierno cubano denuncia los efectos que el bloque está teniendo para su economía, en especial el sector comercial y el turístico --muy importante para la isla--, para su cultura y para la educación de los cubanos.

CONSECUENCIAS PARA COMPAÑÍAS ESPAÑOLAS

Asimismo, el embajador hizo mención a los efectos que el bloqueo tiene también para empresas de otros países y citó el caso concreto de la aerolínea Air Europa. Según Velazco, las presiones de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) estadounidense sobre Boeing hicieron que esta compañía amenazara a la aerolínea española "son suprimirle los servicios considerados imprescindibles, en caso de que continuase arrendando sus aviones a Cubana de Aviación".

"Ante las consecuencias que estas acciones tendrían para la aerolínea, ésta decidió suspender el arrendamiento y otras operaciones de vuelos con Cubana de Aviación", explicó el embajador, precisando que ésto ha afectado la llegada de turistas procedentes de España, Reino Unido y Francia y generado "pérdidas para la industria cubana del turismo que supereraron los dos millones de dólares".

Según indicó el embajador, esta resolución se someterá a la votación de la Asamblea General el próximo 29 de octubre y Cuba espera "un apoyo abrumador" como en años anteriores. El año pasado, recordó, "184 países votaron a favor, lo que evidencia el rechazo de la comunidd internacional a las medidas tomadas por Estados Unidos contra Cuba".