17 de julio de 2015

Ministro de Exteriores encabezará la delegación de Cuba en la apertura de la Embajada en EEUU

MADRID, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Ministerio de Exteriores de Cuba ha confirmado este jueves que el titular de la cartera, Bruno Rodríguez Parrilla, será quien encabece la delegación que asistirá a la ceremonia de apertura de la Embajada del país en la capital de Estados Unidos, que se celebrará el 20 de junio.

   El subdirector general de la Dirección de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores cubano, Gustavo Machín, ha indicado que en el acto participarán cerca de 500 invitados, entre ellos alrededor de 30 que viajarán desde Cuba.

   Rodríguez Parrilla se convertirá así en el primer ministro de Exteriores cubano en realizar una visita oficial a Estados Unidos desde 1959. Junto a él viajará la vicepresidenta de la Asamblea Nacional, Ana María Machado, otros parlamentarios, exdiplomáticos y representantes de organizaciones sociales, así como del Consejo de Iglesias de Cuba.

   Tras la ceremonia, el ministro cubano será recibido por su homólogo estadounidense, John Kerry, en la sede del Departamento de Estado, según ha informado el portal de noticias Cubadebate.

   "El lunes 20 de julio las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos quedarán oficialmente restablecidas, así como quedarán abiertas las misiones diplomáticas permanentes en las respectivas capitales", ha confirmado.

   El propio Machín ha afirmado este jueves que La Habana sigue teniendo dudas de que Washington no intente un cambio de régimen en el país, pese a que el presidente estadounidense, Barack Obama, ha descartado esta opción.

   "Hay que apreciar las palabras del presidente (Obama) (...) pero hay que ver cosas en la práctica. No hemos visto nada (que sugiera un cambio práctico)", ha agregado, tal y como ha recogido la agencia británica de noticias Reuters.

RUPTURA DE RELACIONES EN 1961

   Con la reapertura de las embajadas, Estados Unidos y Cuba reanudarán sus relaciones diplomáticas, rotas en 1961, apenas seis meses después del histórico anuncio realizado por los presidentes de ambos países, Barack Obama y Raúl Castro, tras 18 meses de negociaciones en la sombra.

   El presidente estadounidense, Dwight Eisenhower, cerró la Embajada de Estados Unidos en La Habana el 3 de enero de 1961, casi tres semanas antes de la fecha en que el mandatario electo John F. Kennedy tenía previsto tomar posesión del cargo.

   En medio de fuertes tensiones, en abril de 1961, Kennedy dio luz verde a una invasión militar contra Cuba, organizada por Estados Unidos y con participación de exiliados cubanos. El ataque por la Bahía de Cochinos, en el oeste de la isla, fracasó y reforzó la posición de Fidel Castro en su país y en el extranjero.

   El restablecimiento de las relaciones diplomáticas debe ser ahora el punto de partida para la normalización de las relaciones en todos los ámbitos, pero la persistencia del embargo económico impuesto por Estados Unidos sobre la isla supone un importante obstáculo en el camino. La devolución de la base militar de Guantánamo, que Estados Unidos tiene alquilada desde 1903, también podría ser otro escollo.

Para leer más