8 de marzo de 2008

Cuba/EEUU.- Pérez Roque afirma que "Bush es espectador furioso e impotente de Cuba"

LA HABANA, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores cubano, Felipe Pérez Roque, aseguró hoy que el presidente estadounidense, George W. Bush, "es un espectador furioso e impotente" de lo que ocurre en la isla.

En sus palabras aseguró que "él (Bush) no puede impedir, ni interferir, ni influir en lo que pasa en Cuba", según declaraciones recogidas por la agencia de noticias Prensa Latina durante una rueda de prensa conjunta con el comisario de la UE de Desarrollo y Ayuda Humanitaria, Louis Michel.

"Debo decir que disfruté sus palabras, disfruté la frustración y la rabia presentes en sus palabras", señaló el jefe de la diplomacia cubana al referirse a las palabras de ayer de Bush. "Hay un reconocimiento a la derrota estratégica recibida por la política impulsada contra la Revolución", manifestó Pérez Roque al recordar que en noviembre pasado 184 países rechazaron en Naciones Unidas el bloqueo de Washington contra La Habana.

"No tiene cómo impedirlo", aclaró tras rememorar que en noviembre pasado Bush dijo que su país "no permitiría en Cuba que ocurriera tal o más cual cosa".

El canciller cubano calificó de lamento el reconocimiento del mandatario norteamericano al aislamiento de su hostilidad contra la isla caribeña. "Bush reconoce que la lista de países que acompañan a Estados Unidos, dice él, lo estoy citando: es muy corta, no aparece casi nadie en esa lista", aseveró el jefe de la diplomacia de la nación caribeña.

El Ministro recordó que La Habana y la Unión Europea rechazan toda medida coercitiva de carácter unilateral y de efecto extraterritorial como la Ley Helms-Burton.

Ayer viernes Bush afirmó, comentando la elección de Raúl Castro como sustituto de su hermano Fidel al frente del Estado cubano, que la isla había reemplazado a un dictador por otro y prometió mantener sus políticas contra La Habana hasta que se inicie una transición democrática. Además, Bush insistió en que Fidel Castro "aún influye en los acontecimientos tras el telón".