8 de agosto de 2006

Cuba/EEUU.- El ron Havana Club llega esta semana a Florida por primera vez desde que Fidel Castro asumió el poder

MIAMI, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

Havana Club, el ron que muchos recuerdan de las celebraciones y los clubes nocturnos de Cuba durante la dictadura de Fulgencio Batista, previa a la revolución liderada por Fidel Castro, llega esta semana a los bares, tiendas de licores y hoteles de Florida.

Bacardi ha decidido volver a lanzar la marca Havana Club como un ron super-premium a 19,99 dólares (15,57 euros) la botella, pocos días después de un fallo clave del Gobierno de Estados Unidos en la batalla que dura ya una década, sobre quién debe controlar los derechos a la marca.

La Agencia Federal de Marcas y Patentes decidió el pasado jueves que el registro que actualmente tiene Cubaexport, una entidad del Gobierno cubano, está "cancelado y expiró".

Bacardi ha tenido por mucho tiempo el derecho de vender ron bajo el nombre de Havana Club, después de haber comprado la marca de la familia Arechabala, que creó el ron en 1935. Los Arechabala exportaron el ron a Estados Unidos y otros países hasta el 1 de enero 1960, cuando el Gobierno de Castro confiscó la planta y la marca.

Ramón Arechabala dijo el lunes que recuerda cuando un guardaespaldas de Ernesto 'Ché' Guevara colocó una pistola en su sien y confiscó la destilería en Cárdenas.

Aunque el embargo impidió que el Gobierno cubano vendiera el ron Havana Club en Estados Unidos, ha estado disponible durante años en más de 80 países de todo el mundo como parte de un negocio entre el Gobierno cubano y la gigante francesa de licores Pernod-Ricard. Eso se espera que no cambie, al menos en un futuro próximo.

EMBOTELLADO EN PUERTO RICO

El Havana Club de Bacardi será embotellado en las fábricas de ron de la compañía en Puerto Rico con la receta de la familia Arechabala. Por ahora, sólo estará disponible en Florida debido al abastecimiento limitado, pero la reacción de los consumidores decidirá si se amplia a otros mercados importantes en el país norteamericano.

El momento del lanzamiento de Bacardi no tiene nada que ver con el reciente fallo del Gobierno norteamericano o cualquier interés sobre Cuba suscitado por los asuntos de la salud de Castro, dijeron ejecutivos de la empresa. Afirman que se trata de responder a la demanda de marcas super-premium y el regreso de los cócteles clásicos, como el Daiquirí y el Mojito.

Bacardi lanzó una versión del Havana Club en 1995, pero dejó de producirlo en 1997 ante los desafíos legales de Havana Club Holdings, la empresa común del Gobierno cubano con Pernod-Ricard.