8 de mayo de 2013

Cuba.-Elizardo Sánchez atribuye a una "chapuza" la "situación conflictiva" de excarcelados cubanos residentes en España

MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), Elizardo Sánchez, ha lamentado las "situaciones conflictivas" que atraviesan algunos de los antiguos presos de la isla que residen ahora en España y ha culpado de estos problemas a la "chapuza" que coordinaron en 2011 los Gobiernos de Cuba y España y la Iglesia de la isla.

Casos como el de la familia cubana desahuciada en Alicante, una de las que llegó a España tras las excarcelaciones de hace dos años, han llevado a Sánchez a pedir, en una entrevista con Europa Press, una "situación humana" para este colectivo. En este sentido, se ha mostrado "optimista" de cara a una posible solución del caso alicantino.

Sin embargo, el presidente de la CCDHRN, una organización ilegal aunque tolerada por el régimen castrista, ha vinculado estas "situaciones conflictivas" con los errores que se cometieron en la elaboración del plan de traslados.

"Los responsables de estos conflictos son quienes diseñaron fórmulas desacertadas para traer a los cubanos hacia el destierro en España sin valorar debidamente la composición de los núcleos familiares o incluso, a veces, la identidad de las personas", ha advertido.

En su opinión, fue el Gobierno cubano quien llevó la voz cantante en el proceso de excarcelaciones y, entre las tres partes, cerraron "una especie de chapuza". "Se tomaron decisiones precipitadas, hubo descuidos", ha aseverado Sánchez, para quien "aquellos polvos han traído estos lodos".

CONTACTOS POLÍTICOS

Sánchez ha aprovechado su visita a España para reunirse este miércoles con representantes de varios partidos políticos en el Congreso de los Diputados, incluidos miembros del PP y del PSOE. En estos diputados, el representante de la CCDHRN ha dicho haber encontrado un "sentimiento de solidaridad".

Según Sánchez, los políticos españoles han compartido la "preocupación" de la disidencia ante la posibilidad de que "gane cuerpo" una reinterpretación de la Posición Común de la UE que sirva para "rodear" esta política o facilite acuerdos bilaterales.

Los representantes políticos españoles "prometieron actuar para impedir acciones perjudiciales para el pueblo de Cuba", ha añadido Elizardo Sánchez, que ve "crucial" el "apoyo pluripartidista" a la defensa de derechos y libertades en Cuba.

"AÑOS FINALES" DEL RÉGIMEN

Elizardo Sánchez ha sido también uno de los participantes en una mesa de debate organizada por la Fundación Hispano Cubana sobre el futuro de Cuba y su posible transición política. En este foro, el presidente de la comisión opositora ha pronosticado que el régimen castrista vive sus "años finales".

Pese a que ha admitido que "es muy difícil calcular el tiempo" que le queda al actual sistema revolucionario, ha considerado que la Administración liderada actualmente por Raúl Castro es "vulnerable" e "inestable", como habría quedado demostrado con el "gran susto" que se llevó tras las reñidas elecciones en Venezuela.

"Se avecina el fin del régimen totalitario", ha insistido Sánchez, partidario de avanzar hacia la "reconciliación nacional" una vez desaparecido el actual régimen.

Al acto también han acudido, entre otras personas, el eurodiputado de UPyD Francisco Sosa Wagner y Fernando Maura, miembro del consejo de dirección de este partido. Ambos han apelado a la necesidad de ejercer presión sobre las autoridades cubanas, de tal forma que se mantenga la "firmeza" hasta que haya "avances reales" en la isla.

Sosa Wagner ha revelado que, por petición de la disidente Rosa María Payá, intenta impulsar entre los eurodiputados una declaración para reclamar una comisión que investigue la muerte del líder del Movimiento Cristiano de Liberación (MCL) de Cuba, Oswaldo Payá, fallecido en 2012 en un accidente de tráfico.

"No tengo mucha esperanza porque no veo un apoyo claro", ha admitido el eurodiputado, que no ha recibido respaldo de los representantes del PSOE en la Eurocámara y, de los del PP, sólo en casos particulares.