30 de septiembre de 2007

Cuba/España.- Castro emplaza a Aznar a decir si aconsejó o no a Clinton bombardear la radio y la televisión serbias

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente cubano, Fidel Castro, publicó hoy un artículo titulado 'El silencio de Aznar' en el que emplaza al ex presidente del Gobierno español, José María Aznar, a decir si es o no cierto que aconsejó al entonces presidente estadounidense, Bill Clinton, bombardear la radio y la televisión serbias en 1999.

"Sobre esto, tanto Aznar como los portavoces del Gobierno de Estados Unidos, han guardado silencio", recrimina Castro en un artículo recogido por la agencia de noticias cubana Prensa Latina.

Castro recuerda que él mismo reveló en el 25 de abril de 2003 en la televisión cubana que el entonces presidente del Gobierno español José María Aznar, "aliado de la superpotencia en genocidios y masacres", se había reunido con el presidente Clinton el 13 de abril de 1999, en un momento incierto de la guerra contra Yugoslavia, y le expresó textualmente:

"Si estamos en una guerra, hagámosla completamente, para ganarla y no sólo un poco. Si necesitamos persistir durante un mes, tres meses, hagámoslo. No entiendo por qué no hemos bombardeado todavía la radio y la televisión serbias", cita Castro a Aznar. "Sobre esto, tanto Aznar como los portavoces del Gobierno de Estados Unidos, han guardado silencio", recriminó.

En el texto, Castro incluye extensas citas atribuidas a Aznar. "Voy a hablar sinceramente. Como ya dije al presidente Clinton, lo único que no puede pasar es que la OTAN no gane ahora. La OTAN se está jugando no ya su credibilidad sino su propia existencia. Si este conflicto se hubiera planteado hace 30 años, no hubiésemos intervenido".

"En Europa siempre ha habido limpiezas étnicas, enfrentamientos entre minorías y mayorías, disputas religiosas. Ahora ya esto no se puede permitir. Desde el punto de vista político, nunca estaremos a favor de la independencia de Kosovo por lo que dijimos antes", indicó Aznar, según cita el líder cubano.

Refiriéndose a Jacques Chirac, presidente de Francia, dijo, siempre según Castro: "Le hablaré mañana en Bruselas. Cuando quiero tener un buen rato con Chirac, empiezo diciéndole que 'estos americanos son realmente horribles'. Hace tres semanas cené con él en el Elíseo. No sé qué le había pasado con ustedes, pero hablaba pestes. Le dije que bien, pero que yo no venía a hablar de eso".

"Mi idea es que para ganar esta guerra hay que cortar las comunicaciones entre el Gobierno de Belgrado y el pueblo. Es vital cortar todas las comunicaciones de Serbia, radio, televisión y teléfono", prosiguió.

"Por otro lado, tenemos que reestructurar nuestra política de información. La política de información de la OTAN es un desastre. Damos la impresión de que nos hemos embarcado en una aventura y no en una guerra. Hay verdaderas lagunas en la comunicación. Hay que avanzar al máximo, cortar todos los suministros y las comunicaciones con paciencia".

"Tenemos que incrementar la ayuda humanitaria. La contrapartida a los bombardeos es que nuestros ciudadanos perciban la eficacia de nuestra labor humanitaria", prosiguió Aznar, según Castro.

"Hay que mantener la estrategia, para ver si es posible que sea derrocado internamente", afirmó en referencia al presidente serbio, Slobodan Milosevic. "Si algunos de sus generales temen que pueden ser acusados ante el Tribunal de La Haya, tal vez cooperen. Milosevic probablemente intentará lograr un acuerdo. Debemos tratar de que ese acuerdo sirva para debilitar y no para reforzar el poder".

Sin embargo, Aznar apelaba sin tapujos a una posible intervención armada. "Si todo lo que estamos haciendo sigue sin dar solución, en los próximos meses habrá que intervenir, pero tendría que ser una acción no sólo limitada a Kosovo, sino que abarcaría otras zonas de la República Federativa de Yugoslavia entrando incluso a través de Bosnia y de Hungría", indicó.

"El presidente de Hungría es un líder joven e inteligente, me dijo que el éxito será imposible si no ocurre lo siguiente: Milosevic fuera del poder, Kosovo partido y revisión de la política en Bosnia y Herzegovina con separación de las entidades; República Serbia unida a Serbia, parte croata a Croacia y parte musulmana independiente. No estoy de acuerdo con este planteamiento. Pero creo que la idea está ganando terreno en los países de la zona", dijo.

También explicitó su apuesta con respecto a la provincia serbia de mayoría albanesa de Kosovo. "Es muy difícil que los serbios y los albaneses puedan volver a vivir juntos de nuevo. Debemos seguir haciendo lo que estamos haciendo; pero llevamos ya muchos años en Bosnia y no sabemos cuándo podremos salir de allí. Tal vez los albaneses acepten la fórmula de una confederación pero será imposible si se mantiene Milosevic", afirmó, según Castro.

"Si no hay garantía de una cierta presencia serbia en las zonas que simbolizan el nacimiento de su civilización, no lo aceptarán. Surgirá el irredentismo sobre el 'territorio a liberar'". En cualquier caso, para Aznar, "lo primero es ganar la guerra, y luego veremos", citó Castro.