20 de junio de 2008

Cuba.- España ve avances en Cuba en la reducción del hostigamiento a la oposición

BRUSELAS, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno español ha promovido la eliminación de las sanciones de la UE a Cuba porque, además de considerar que han sido "inútiles" para conseguir la liberación de presos políticos, cree que en la isla se han producido cambios en el último año que, si bien no son suficientes, demuestran un avance en ciertas materias, como en la reducción del hostigamiento a la oposición.

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, repartió anoche entre sus colegas europeos un cuadro comparativo sobre la situación en Cuba entre 2007 y 2008. Entre los avances constatados --y que el Ejecutivo español cree que se pueden ampliar a través del diálogo y la cooperación con Cuba-- destaca que los actos de repudio hacia la oposición han "desaparecido prácticamente" y que ha habido una "relajación del hostigamiento" a los disidentes.

El cuadro, repartido entre la prensa por la delegación española, se hace eco de la liberación de 17 presos políticos desde junio del año pasado y la reducción en siete personas de los presos de conciencia, que en la actualidad y según Amnistía Internacional suman 62, de los que 55 forman parte de los 75 detenidos en 2003, durante la ola de represión que motivó las sanciones europeas, suspendidas en la práctica desde 2005. En junio del año pasado, 61 de esos 75 disidentes permanecían en prisión.

El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero subraya la firma por parte de Cuba de dos pactos internacionales de Derechos Humanos y la aceptación de una visita a la isla del relator especial de la ONU para el derecho a la alimentación. También ve una actitud "más constructiva" por parte de las autoridades cubanas al abstenerse, en lugar de votar en contra, en la resolución de la Asamblea General de Naciones Unidas promovida por la UE para la abolición de la pena de muerte.

Otro avance, según la visión española, reside en la voluntad declarada por el Gobierno cubano de mantener la moratoria de facto desde 2003 de la pena de muerte, tanto en la ejecución como en la decisión de no dictar nuevas sentencias.

También reconoce la "relajación" del control estatal de la economía y la "introducción de elementos liberalizadores orientados a crear algunos mecanismos de mercado", entre los que se refiere a la autorización para que los cubanos se alojen en hoteles internacionales, alquilen vehículos o usen teléfonos móviles.

El Ejecutivo español constata también "márgenes más amplios" en materia de libertad de opinión y crítica con la aparición de blogs y la apertura de un debate nacional sobre las deficiencias del sistema.

También se refiere a que "se especula" con la eliminación o reducción de las restricciones a los cubanos para que viajen al exterior y menciona la sustitución definitiva de Fidel Castro por su hermano Raúl al frente de la Jefatura de Estado y de Gobierno, así como el anuncio para la celebración de un Congreso del partido, que no se reúne desde 1997, para finales de 2009.