28 de febrero de 2011

Cuba.- Excarcelan al opositor Diosdado González quien permanecerá en Cuba para "luchar por la libertad"

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades cubanas han excarcelado a Diosdado González Marrero, uno de los opositores detenidos durante la Primavera Negra de 2003, quien ha rechazado la posibilidad de viajar a España y ha decidido permanecer en la isla para "luchar por la libertad" de sus compatriotas.

González Marrero fue informado de su excarcelación el sábado a través de una llamada telefónica del arzobispo de La Habana, cardenal Jaime Ortega. Al otro día fue puesto en libertad y pudo regresar a su vivienda en el pueblo de El Roque, provincia de Matanzas (oeste), tras casi ocho años de presidio.

"Me emocioné bastante por el recibimiento pero me impresioné negativamente al ver la destrucción de mi pueblito en este tiempo que estuve en la cárcel", ha expresado el presidente del ilegal partido Paz, Democracia y Libertad en declaraciones telefónicas a Europa Press.

González Marrero pertenece al grupo de los 52 opositores de la Primavera Negra que el Gobierno de Raúl Castro se comprometió a liberar el julio tras un histórico acuerdo con la Iglesia Católica que contó con la mediación de España.

Hasta la fecha han sido liberados 47, de los que 40 se han trasladado a continuación a España, si bien varios de ellos se han desplazado posteriormente a Chile y Estados Unidos.

Pero todavía quedan en prisión cinco disidentes del también llamado Grupo de los 75. González Marrero protagonizó a finales de enero una huelga de hambre junto a su esposa, Alejandrina García, para exigir la liberación de todos los opositores, protesta que depuso diez días después cuando el Arzobispado de La Habana anunció nuevas excarcelaciones.

El disidente, al igual que el resto de sus compañeros, ha sido puesto en libertad mediante una licencia extrapenal, que le permite estar en su vivienda pero no le indulta de los delitos a los que fue condenado a 20 años de prisión.

González Marrero ha dicho no sentirse preocupado por esta situación, pues asegura que "las únicas dos personas que no tienen una licencia extrapenal son Fidel Castro y Raúl Castro, todos los demás cubanos tiene una licencia extrapenal porque pueden ir a la cárcel como sea".

Asimismo, el disidente ha señalado que continuará "con los mismos planes de siempre" como dedicarse a los trabajos del campo mientras seguirá "luchando pacíficamente por la libertad y la democracia" en la isla. "Yo estoy dispuesto a pagar el precio necesario por la libertad en Cuba", ha afirmado.

No obstante, es consciente que la lucha será "difícil" porque en la isla "hay un régimen represivo que impregnado el horror en los tuétanos de los huesos de los cubanos", por lo que no cree que en esa nación caribeña se reproduzcan los hechos ocurridos en Libia o Egipto, ya que "existe mucho miedo".