2 de agosto de 2006

Cuba.- Expertos de inteligencia de EEUU creen que Cuba está viviendo un "ensayo general" para el traspaso de poder

NUEVA YORK, 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

El traspaso provisional de poderes del presidente cubano, Fidel Castro, a su hermano Raúl no es sino un "ensayo general" para una transición no muy lejana destinada a mantener el control de Cuba por el Partido Comunista cuando desaparezca el líder, según señalan fuentes de los servicios de inteligencia estadounidenses consultados por el 'Washington Post'.

"Este es un plan de transición que se está poniendo a prueba, un ensayo general", señala un experto en relación con el traspaso de poder anunciado por sorpresa. "Es una oportunidad para que ellos (el régimen cubano) vean como funciona. Están atentos a las calles, a los barrios y a otros lugares, y viendo cómo reacciona la gente, los gobiernos extranjeros y los cubano-americanos", argumentó la fuente.

De acuerdo con esta tesis, prosigue el diario, está claro que el régimen cubano ha meditado y planeado bien para que todo anuncio se haga con calma y con continuidad.

Fuentes de la Administración Bush especulan con que la enfermedad del mandatario cubano que le ha hecho sufrir una hemorragia intestinal puede haber sido un agravamiento de una úlcera, o bien una diverticulitis --inflamación de pequeñas bolsas que se crean en el interior del intestino--.

Aunque políticamente Washington está manteniendo una posición de cautela y espera ante la enfermedad de Castro, los Guardacostas y la Armada están preparados para actuar para impedir cualquier esfuerzo de los exiliados de entrar en la isla en la situación actual, según el senador republicano de origen cubano Mel Martínez, que afirmo haber sido informado de estos preparativos.

La Administración, dijo, está preparada para evitar "migraciones masivas o tráfico marítimo masivo en cualquier dirección en el estrecho de Florida".

Por su parte, el diario de Miami 'El Nuevo Herald' asegura que en Cuba también se están produciendo movimientos desde el punto de vista de la seguridad, "con la movilización de cientos de reservistas y milicianos que fueron llamados, durante la madrugada del lunes al martes, a presentarse en los llamados puntos de enlace, donde se pusieron a las órdenes de las autoridades militares".

"Hay una virtual movilización y alarma en las fuerzas militares, con la participación de la Defensa Civil, que tienen instrucciones de estar atentas a todo indicio de descontento o actos que caigan fuera del control de la autoridades", indicó una de las fuentes.