29 de mayo de 2007

Cuba.-Fidel Castro dice a Bush que "las ideas no se matan" y le recomienda emplear el gasto de Irak en salud y educación

LA HABANA, 29 May. (EUROPA PRESS) -

El jefe del Estado cubano, Fidel Castro, insistió hoy a su homólogo estadounidense George W. Bush en que "las ideas no se matan" tras acusarle de esperar su muerte. Asimismo el mandatario caribeño --en un escrito publicado hoy en La Habana dentro de la serie 'Reflexiones del Comandante'-- criticó el gasto del país vecino en la guerra de Irak y le propuso que emplee esos recursos en la formación de médicos y en atención sanitaria a las personas que hoy "no reciben servicio médico alguno" o para paliar el hambre en el mundo.

"No soy el primero ni sería el último que Bush ordenó privar de la vida", sostuvo el jefe del Estado cubano a quien le indicó que "las ideas no se matan".

Castro dijo que con el gasto que supone la construcción de tres submarinos serie Astute en Estados Unidos "se podrían formar 75.000 médicos y atender a 150 millones de personas". Además añadió que si el coste de formar un médico fuera tres veces menor de lo que es en Estados Unidos, podrían formarse casi un millón de médicos que "podrían atender a 2.000 millones de personas que hoy no reciben servicio médico alguno".

"En los propios Estados Unidos, alrededor de 50 millones de personas carecen de seguro médico. La ley ciega del mercado rige la prestación de ese vital servicio, y los precios se vuelven inaccesibles para muchas personas aun dentro de los países desarrollados. A la economía de los Estados Unidos los servicios médicos le aportan Producto Interno Bruto, pero no generan conciencia a los que los prestan ni tranquilidad en los que los reciben", criticó el jefe del Estado cubano.

Castro insistió en que los países con menor desarrollo, con menos médicos, tienen un acceso más difícil a los tratamientos médicos que pueden alcanzar los 15.000 dólares por persona. "(Esas) son cifras de fantasía para la gran mayoría de los países del Tercer Mundo", señaló.

"Los pocos hospitales públicos se saturan de enfermos, que mueren amontonados como animales bajo el azote de una epidemia repentina", acotó.

"Súmese el hambre que padecen cientos de millones de seres humanos, añádasele la idea de convertir los alimentos en combustibles, búsquesele un símbolo y la respuesta será George W. Bush", manifestó el líder cubano.

En su escrito publicado hoy en La Habana y dedicado al mandatario norteamericano, Fidel Castro contestó a las recientes palabras de su homólogo en las que sostuvo "yo soy un presidente de línea dura y solo espero la muerte de Castro", respondiéndole que "no constituyen un privilegio los deseos de tan poderoso caballero".

"No soy el primero ni sería el último que Bush ordenó privar de la vida, o de los que se propone seguir matando de forma individual o masiva. Las ideas no se matan --parafraseando a un militar de la revolución cubana-- (...). Aquellas magníficas palabras se las dedico a usted, señor Bush ", finalizó el gobernante.