22 de junio de 2008

Cuba.- Fidel Castro niega a través de un texto publicado en internet que haya divisiones en el Partido Comunista

LA HABANA (Reuters/EP)

El ex presidente cubano, Fidel Castro, negó en un texto divulgado ayer que haya disputas dentro del Partido Comunista, que gobierna el país, y negó encabezar ninguna fracción.

Castro, apartado del poder desde que enfermó hace casi dos años, había criticado duramente el viernes el levantamiento de las sanciones de la UE para alentar cambios en Cuba bajo el Gobierno de su hermano Raúl.

"No soy ni seré nunca jefe de una fracción o grupo. No puede deducirse, por tanto, que haya pugnas dentro del Partido", escribió Castro en un texto publicado en la página web oficial del Gobierno de Cuba. "Escribo porque sigo luchando, y lo hago en nombre de las convicciones que defendí toda mi vida," añadió.

Castro, de 81 años, no aparece en público desde que enfermó en julio del 2006, aunque mantiene la poderosa jefatura del Partido Comunista y es consultado sobre las grandes decisiones de Estado. Desde que lo reemplazó en el poder hace casi cuatro meses, su hermano Raúl emprendió una serie de reformas con miras a reanimar la economía y eliminar algunas prohibiciones que agobiaban a los cubanos.

Así, algunos países de la UE, como España, perciben un nuevo clima en Cuba y han promovido el levantamiento de las sanciones impuestas en 2003 en respuesta al arresto de 75 disidentes. Aunque estas sanciones estaban suspendidas desde 2005, Cuba exigía su eliminación como condición para reanudar las relaciones con la UE.

Por eso, en su texto del viernes, Castro aseguró que siente "desprecio por la enorme hipocresía" mostrada por la UE al levantar las sanciones, pero exigir mejoras en los derechos humanos en Cuba. Además, Castro alude en el texto a las noticias sobre la detención temporal de seis disidentes, horas después de la eliminación de las sanciones europeas.

"Ignoro si alguien fue arrestado en cualquier punto del país por violar alguna ley. Nada tiene que ver con la reflexión. Relacionar ambas cosas es arbitrario", zanjó.