27 de febrero de 2007

Cuba.-Los firmantes de querella contra Castro no creen que su salud influya y dicen que Pinochet fue investigado siempre

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

Representantes de la organización de opositores y disidentes cubanos Comité de Ayuda a la Disidencia Brigada-2506 (CAD-2506) afirmaron hoy que no creen que el estado de salud de Fidel Castro influya en el éxito o fracaso de la querella criminal que presentaron ayer en su contra en la Audiencia Nacional, y recordaron que el ex dictador chileno Augusto Pinochet fue investigado hasta que murió el pasado mes de diciembre.

Los opositores Juan López de la Cruz, Humberto Martínez y Eduardo Zayas-Bazán señalaron en rueda de prensa que el dictador cubano "parece que está bien" después de seis meses de convalecencia a causa de la operación intestinal a la que fue sometido el pasado 31 de julio. Sin embargo, Zayas-Bazán se mostró convencido de que Castro no volverá al poder en Cuba, poder que él mismo delegó, aunque temporalmente, en su hermano Raúl.

La organización considera que "ahora existen las condiciones propicias para la presentación de la querella". ha basado la querella criminal contra Castro y el capitán Osmani Cienfuegos en que el primero ya no es jefe de Estado, por lo que ya no contaría con la inmunidad que siempre ha mantenido la Audiencia Nacional para los jefes de Estado y de Gobierno en ejercicio.

Además, creen que el reciente nombramiento del nuevo ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, "puede ayudar a comprender la necesidad de hacer justicia".

Por otro lado, ha considerado "la jurisprudencia del Tribunal Constitucional, la sentencia del 5 de octubre de 2005, que declara el principio de jurisdicción universal", así como "los criterios seguidos por el juez Baltasar Garzón en la Audiencia Nacional" en el caso del ex dictador chileno Augusto Pinochet.

La querella presentada contra Castro y Cienfuegos pide juzgarles por presunta responsabilidad en la muerte de nueve prisioneros de guerra tras el intento de invasión de Bahía de Cochinos, en el sur de Cuba, en 1961. Después del fracaso del intento de invasión, las fuerzas cubanas capturaron a más de 100 combatientes que fueron trasladados hasta La Habana en un furgón por orden del capitán Osmani Cienfuegos, a pesar de que se le advirtió que muchos morirían asfixiados. Tras el trayecto de más de ocho horas, el intenso calor y la falta de oxígeno provocó la muerte de nueve de los prisioneros.

Para los opositores, "España ha demostrado que está dispuesta a enjuiciar a personas que han sido responsables de crímenes de lesa humanidad en sus respectivos países". De este modo, manifestaron su "certeza" de que "los tribunales españoles, sin consideraciones políticas, aplicarán los precedentes establecidos y estimarán el caso de la muerte de los nueve cubanos".

"AUTOR INTELECTUAL"

"Éste es uno de los múltiples casos de crímenes contra la humanidad que se han cometido en Cuba durante el régimen de Fidel Castro, quien es el autor intelectual y directamente responsable de estos crímenes", sentenció López de la Cruz, quien añadió que con esta querella lo "único" que pretenden es que "se haga justicia".

Tanto López de la Cruz como Martínez y Zayas-Bazán hicieron hincapié en que los opositores son "responsables de que se sepa lo que ocurrió" porque, según aseguraron, "en los 48 años de dictadura se ha borrado la historia de Cuba, no sólo el pasado anterior a Castro, sino durante la misma dictadura, que ha manipulado los hechos".

La última querella contra el dictador había sido interpuesta en octubre de 2005, pero un mes después el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno decidió rechazarla al considerar que no era competente para investigar a un Jefe de Estado en activo y porque los hechos denunciados no eran constitutivos de los delitos de genocidio o terrorismo.

El juez Moreno utilizó entonces los mismos argumentos que ya había empleado para no admitir en 1998 la primera querella interpuesta por la Fundación Nacional Cubano Americano contra Fidel Castro en España por idénticos delitos.