1 de agosto de 2006

Cuba.- La Fundación Nacional Cubano Americana defiende una transición "pacífica, no violenta y transparente"

MIAMI, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Nacional Cubano Americana ha enviado un "enérgico mensaje" a todas las personas que están en posición de asumir un liderazgo político dentro de Cuba después de que anoche el presidente Fidel Castro transfiera sus poderes a su hermano Raúl para que aprovechen la "oportunidad histórica" de devolver la libertad al pueblo cubano, para lo cual cuentan con el apoyo de su organización.

"La Fundación y nuestros amigos internacionales estamos preparados y dispuestos a colaborar con aquellos que dentro y fuera de Cuba estén genuinamente interesados en proveer un futuro de paz, libertad y democracia para nuestro pueblo", afirmó en declaraciones a Europa Press el director y portavoz de FNCA, Alfredo Mesa.

En este sentido, aseguró que ahora más que nunca es preciso actuar guiados por el principio de buscar "por encima de todo" el bienestar que se merece el pueblo cubano, para lo cual abogó por una transición "pacífica, no violenta y transparente". "Que sepan allá en La Habana que no están solos y que pueden contar con nuestro apoyo", insistió.

"La muerte o la inhabilitación del dictador (Fidel Castro) es un primer paso en el difícil camino de una transición pacífica hacia la democracia. Ahora nuestro papel es estar en función de quienes se encuentran dentro de Cuba luchando desde hace tiempo por arribar a la verdadera democracia", añadió.

Mesa precisó que desde Miami seguirán de cerca los acontecimientos en la isla y actuarán según los planes establecidos ante cualquier eventualidad. "La responsabilidad sobre el futuro de nuestra patria recae ahora sobre quienes tienen la posibilidad de decidir a favor de una genuina y pronta transición hacia la democracia", subrayó.

Por último, aseguró a Europa Press que según los contactos que han mantenido en las últimas horas con gente en La Habana a través del teléfono parece que la población ha recibido "con extraordinaria calma" el traspaso temporal de mando y que están acudiendo a sus trabajos con normalidad "a la espera de acontecimientos".