23 de enero de 2012

Cuba fustiga el "cinismo y doble rasero" de España en la muerte de Villar

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Cuba ha fustigado el "cinismo y doble rasero" de España por condenar la muerte del opositor Wilman Villar y negar al Gobierno de Raúl Castro la posibilidad de dar a conocer la versión oficial de lo ocurrido en torno a este activista considerado por la disidencia como un preso político.

   Villar, de 31 años, falleció el pasado 19 de enero tras más de 50 días de huelga de hambre en protesta por la condena a cuatro años de cárcel que le fue impuesta a finales del año pasado. Su nombre figuraba en la lista de prisioneros de carácter político, pese a que las autoridades cubanas insisten en que se trata de un preso común.

   La muerte de Villar provocó una ola de condenas por parte de varios países, como España, que han reiterado su llamamiento a Castro para que garantice los Derechos Humanos, lo cual ha sido duramente cuestionado por el Gobierno de la isla.

   "¿Por qué algunas autoridades españolas y de la Unión Europea se apresuraron a condenar a Cuba sin intentar siquiera informarse sobre el tema?", es una de las preguntas que formula el diario oficial 'Granma' en su extenso editorial de este lunes titulado 'Las verdades de Cuba'.

   "¿Por qué, además de mentir, censuran la verdad? ¿Por qué a la voz y la verdad de Cuba se le niega, sin ningún disimulo, el más mínimo espacio en los medios de comunicación internacional?", resalta el rotativo, portavoz oficial del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC).

   "Se actúa con gran cinismo y doble rasero", sentencia el editorial. "Es visible en este caso que ni las autoridades que se han referido con inmediatez y torpeza a este hecho, ni el aparato al servicio de la agresión mediática contra Cuba, se tomaron siquiera el trabajo de confirmar la información", denuncia.

   Las mismas críticas van dirigidas al Gobierno del presidente chileno Sebastián Piñera en respuesta a la "calumnia" que dijo uno de sus portavoces sobre la situación de Villar, tras condenar su muerte y exhortar a Castro a respetar los Derechos Humanos en la isla.

   El editorial de 'Granma' también dedica gran espacio a Estados Unidos, al que acusa de ser el "principal instigador de cualquier esfuerzo por desacreditar a Cuba, con el único propósito de justificar su política de hostilidad, subversión y bloqueo económico, político y mediático".

   Según el diario, "este nuevo ataque" tiene "una franca intención política que nada tiene que ver con una legítima preocupación por la vida" de los habitantes de la isla, y que cuenta con la "complicidad" de "emporios financiero-mediáticos como el Grupo Prisa" y la cadena CNN en Español.

   Las autoridades de la isla insisten en que Villar era un "preso común" y que murió a causa de "un fallo multiorgánico asociado a un proceso respiratorio séptico severo, a pesar de haber recibido toda la atención médica necesaria".

   "Se acusa de manera irracional al Gobierno de Cuba, al que se culpa, sin siquiera haber investigado mínimamente la realidad de los hechos. Se condena primero y se juzga, si acaso, después", asevera el rotativo.

   Por último, el Gobierno de Castro advierte de que "las campañas anticubanas no harán mella en la revolución cubana ni en su pueblo, que continuará perfeccionando su socialismo", pues esa nación caribeña cuenta demás "con el respeto y la admiración de los pueblos y de muchos gobiernos que reconocen su obra social en la isla y en el mundo".