17 de diciembre de 2007

Cuba.- El gobierno de Cuba cierra la transmisión del programa de televisión cuyo presentador pidió asilo en EEUU

LA HABANA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades cubanas cerraron hoy las transmisiones del programa de televisión que presentaba el comunicador Carlos Otero y emitió un comunicado en el horario que ocupaba el espacio en el que calificaron de traidor al presentador por asilarse en Estados Unidos la semana pasada.

En el comunicado que fue leído ayer por una locutora en el horario en que se transmitía el programa 'Carlos y Punto' se indicó que la "actitud traidora" de Otero "lo separa del pueblo" y que su decisión "lo pone en el bando de los que sueñan con aniquilar lo que se ha conquistado con el sacrificio de varias generaciones de cubanos dignos".

Asimismo, el texto consideró que el presentador siguió "los cantos de sirena" de la fama y el dinero. Otero, de 49 años de edad, su esposa y dos hijos, al parecer se acogieron a la Ley de Ajuste Cubano, una norma destinada a ciudadanos cubanos que llegan a tierra estadounidense.

Otero conducía un programa de televisión de entretenimiento que registraba un alto índice de audiencia en el que había espacios musicales, de humor, y de entrevistas. En lugar del programa de televisión se emitió un concierto de trovadores realizado en la Universidad de La Habana.

Según el documento, la salida de Otero no afectará en la calidad de la producción de la televisión de Cuba, gracias a que el sector cuenta "con muchos talentos en activo, con otros que egresan de las prestigiosas escuelas de arte y otros que se forjan en la práctica de la profesión".

El texto defendió a los artistas, escritores y realizadores "que día a día hacen que la radio y la televisión ejerzan una función realmente noble en el espíritu y el alma de la gente".

Otero y su familia viajaron a Estados Unidos desde Canadá, país en el que por segundo año consecutivo se trasladaron para grabar una serie de programas.

Graduado como actor en la Escuela Nacional de Arte en el año 1979, el artista tuvo su lanzamiento televisivo con el programa 'Para bailar', posteriormente 'Sabadazo' en 1993 lo hizo el más popular de los animadores cubanos.