17 de junio de 2010

Cuba.- El hijo de un ex vicepresidente cubano acusa al Gobierno de no dejarle salir del país por ser opositor

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

Juan Juan Almeida, hijo del fallecido comandante de la Revolución Cubana y ex vicepresidente Juan Almeida Bosque, indicó este jueves que el silencio de las autoridades ante sus numerosas solicitudes para salir del país se debe a su carácter contestatario que le ha hecho cuestionar en varias ocasiones el régimen implantado en la isla desde hace 51 años.

"Cuando uno se desmarca de lo que dice el Gobierno tiene que afrontar unas consecuencias, eso se sabe", dijo Almeida a Europa Press en una conversación telefónica, donde acusó a las autoridades cubanas de denegarle la salida del país por su conocida labor de oposición a los Castro.

El disidente aclaró que lo que solicita "no es el asilo político, no cualquier otro tipo de refugio" sino la salida de la isla para recibir tratamiento por la enfermedad ósea degenerativa que padece. Desde 2003, Almeida ha realizado esta petición, bien para acudir al especialista belga que sigue su caso en un hospital de Bruselas, bien para viajar a Los Ángeles, ciudad en la que viven su mujer e hija y en la que otro médico se ha ofrecido a tratarle de forma gratuita.

"Cualquiera de las dos opciones me vale. Lo único que pretendo es ir al médico y abrazar a mi familia, que creo que no es un delito" señaló Juan quien explicó que ante la "inflexibilidad" de las autoridades cubanas decidió solicitar dos destinos "para ahorrarme un viaje desde Bélgica a Estados Unidos".

Almeida ha pedido insistentemente al Gobierno de la isla que permita su salida y posterior ingreso al país, sin embargo, sus reclamos nunca han recibido contestación. "Le escribí al presidente, le escribí a la Asamblea Nacional, al ministro de Salud. Escribí a todos porque la Constitución dice que deben darme una contestación, aunque sea negativa", indicó.

HUELGA DE HAMBRE

Ante el silencio administrativo, Almeida anunció el pasado martes, 15 de junio, el inicio de una huelga de hambre para exigir al Gobierno cubano que le conteste "lo antes posible" permitiéndole viajar al extranjero para recibir tratamiento médico y visitar a su familia.

"Quiero una solución. He decidido hacer una huelga de hambre para que me den una solución lo antes posible. Lo he hecho como último recurso porque no me gustan estas medidas de extremo, no soy partidario de ellas", apuntó.

Interrogado acerca de las consecuencias que esta huelga de hambre pudiera tener sobre su salud, Almeida aseguró que su intención es "buscar una salida" no acabar con su vida. "No pretendo suicidarme, yo no soy de los valientes", aseveró. Así, el disidente manifestó su confianza en que "Raúl Castro, como persona racional que espero que sea, o alguien de su Gobierno me dé una respuesta".

El hijo del ex vicepresidente cubano confesó que en mayo del año pasado intentó salir ilegalmente del país, algo que ya ha descartado "por completo". Además, ha llevado a cabo numerosas medidas de protestas que "han sido boicoteadas por las autoridades", la última de ellas hace una semana cuando intentó manifestarse en la Plaza de la Revolución aunque no llegó a conseguirlo.

"No pude llegar. Cuando estaba caminando hacia la Plaza, me llevaron para una estación de Policía, y allí por supuesto, estuve en períodos de largas charlas con diferentes personas", señaló entonces.