24 de enero de 2011

Cuba.- HRW agradece papel de España pero rechaza normalizar relaciones con Cuba sólo a cambio de la liberación de presos

BRUSELAS, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

La ONG Human Rights Watch ha agradecido el trabajo de mediación que ha emprendido el Gobierno español para tratar de favorecer la liberación de presos político en Cuba pero se ha mostrado este lunes contraria a que los Gobierno normalicen las relaciones con la isla con la única condición de que las autoridades cubanas pongan en libertad a los presos políticos y de conciencia.

"Felicito al Gobierno de España por llegar tan lejos. Pero esto es sólo la punta del iceberg. Hay decenas de personas todavía en prisión", ha explicado el director para Europa de Human Rights Watch, Kenneth Roth, en rueda de prensa al presentar el informe anual de la situación de los Derechos Humanos en 90 países analizados.

España, que ha apoyado la labor de mediación que ha encabezado la Iglesia católica cubana a favor de la liberación de los presos políticos detenidos durante la Primavera Negra de 2003, impulsó una iniciativa durante su Presidencia española, en el primer semestre de 2011, para sustituir la Posición Común de la UE hacia Cuba, que condiciona todo avance en las relaciones a mejoras en el terreno de los Derechos Humanos y las reformas democráticas, por un acuerdo de cooperación, algo que han rechazado la mayoría de los socios europeos hasta constatar mejoras reales.

Roth ha recordado que sólo 41 de los 52 detenidos durante la Primavera Negra de 2003 en Cuba cuya liberación ha prometido el Gobierno de La Habana han sido puestos en libertad y ha insistido en que HRW "apoya mucho" el derecho del resto de once presos de "no ser liberados en el exilio", al tiempo que ha insistido en que, además de estos presos, todavía quedan "decenas" más encarcelados, frecuentemente "por ser considerados peligrosos, pero sin ningún crimen real" imputado. "No deberíamos limitarnos sólo a los presos de la Primavera Negra", ha insistido.

Roth ha explicado que HRW rechaza "simplemente reanudar las relaciones normales con Cuba a cambio de nada salvo la liberación de los presos políticos" al considerarlo "inadecuado". En cambio, defiende la necesidad de impulsar "un frente de presión multilateral amplio para atajar los fundamentos de la represión y el impedimento para que emerja una sociedad civil" en Cuba, encabezado por "algunos" gobiernos europeos y Estados Unidos. "Apoyamos una estrategia más eficaz para el cambio", ha insistido Roth.

El director ejecutivo de la ONG en Bruselas ha explicado que aunque reconoce que el presidente estadounidense, Barack Obama, "no tiene capacidad propia" para poner fin al embargo económico y comercial que impulsó el Gobierno estadounidense hace más de 50 años contra Cuba, pero ha defendido la necesidad de "sustituir el embargo por una estrategia multilateral de presión". "Esto puede suponer una diferencia enorme en una serie de problemas estructurales en Cuba", ha insistido, sin entrar en detalles.

Roth ha insistido en que el embargo económico se ha probado "contraproducente" y además sirve a las autoridades cubanas "como excusa para muchos de sus fracasos económicos".

Cuba está identificado en el informe de HRW presentado este lunes como uno de los países en los que las violaciones de las libertades fundamentales y los Derechos Humanos son "mas graves". Además de Cuba, HRW ha citado expresamente los casos de Birmania, Irán, Bielorrusia, Corea del Norte, Uzbekistán, Turkmenistán, Siria, Arabia Saudí, Sudán y República Democrática del Congo.