18 de noviembre de 2009

Cuba.- HRW critica duramente a Raúl Castro porque éste "ha sido tan brutal como su hermano" Fidel

Pide a Obama pactar sanciones con Latinoamérica y la UE si Raúl Castro no se compromete a liberar a todos los presos en seis meses

MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

La ONG Human Rights Watch criticó este miércoles duramente al presidente cubano, Raúl Castro, al considerar que, en los tres años desde que ejerce el poder, éste "ha sido tan brutal como su hermano" Fidel, que dejó el cargo en 2006 como consecuencia de una enfermedad gastrointestinal que padecía.

"En estos tres años en el poder, Raúl Castro ha sido tan brutal como su hermano", aseguró el director de HRW para las Américas, José Miguel Vivanco. "Los cubanos que se atreven a criticar al Gobierno viven con el miedo constante, sabiendo que pueden acabar en una prisión únicamente por expresar sus opiniones", lamentó.

PRESOS POR "PELIGROSOS" Y POLÍTICOS

En su informe de 123 páginas titulado 'Nuevo Castro, la misma Cuba' y presentado este miércoles, la ONG documenta más de 40 casos en los que el Gobierno de la isla ha encarcelado a individuos de manera preventiva, bajo la sospecha de que podrían cometer un crimen en el futuro y por su supuesta "peligrosidad". El informe fue elaborado a partir de más de 60 entrevistas que una misión de la ONG realizó sobre el terreno.

HRW critica especialmente que el Gobierno de Raúl Castro justifique estos encarcelamientos en base a la denominada cláusula de "peligrosidad" contenida en el Código Criminal cubano que permite a las autoridades encarcelar a individuos antes de que comentan un crimen bajo la sospecha de que tienen probabilidad de cometerlo. A su juicio, se trata de una cláusula claramente política al definir como "peligroso" cualquier comportamiento que contradiga las normas socialistas de la revolución.

La ONG lamenta que las autoridades cubanas hayan "encerrado a decenas de personas por ejercer sus libertades fundamentales" y que hayan dejado "palidecer en prisión" a "decenas de presos políticos" arrestados durante el Gobierno de Fidel Castro.

Igualmente ha podido constatar que "los presos políticos se enfrentan a abusos generalizados, incluidos la reeducación ideológica forzosa, alargamiento de su confinamiento solitario y el denegación de recibir tratamiento médico en caso de padecer enfermedades graves".

"Además de encarcelar a los disidentes, el Gobierno de Raúl Castro también fuerza la conformidad política mediante golpes, detenciones de corta duración, actos públicos de repudio y rechazo de su trabajo, entre otras tácticas" que califica de "formas de represión diarias" que "crean un ambiente de temor que tiene un efecto escalofriante a la hora de ejercer las libertades fundamentales en la sociedad cubana".

LEYES PARA SILENCIAR LA PRENSA

Igualmente, Human Rights Watch critica las "leyes draconianas" aprobadas en la isla para "silenciar la libre expresión, reducir los derechos laborales y criminalizar toda forma de disidencia".

"Los defensores de los Derechos Humanos, periodistas y otros miembros de la sociedad civil juzgados de acuerdo con estas leyes se enfrentan a violaciones sistemáticas en el proceso, incluido interrogaciones abusivas, el rechazo al asesoramiento y juicios fraudulentos", precisa en el informe.

POLÍTICA DE EEUU

HRW critica que el embargo económico, comercial y financiero impuesto por el Gobierno estadounidense contra Cuba hace casi 50 años "ha infligido un daño severo en la población cubana entera" sin lograr "mejorar la situación de los Derechos Humanos" en la isla, por lo que califica la política de embargo de "fracaso costoso y malintencionado". "Más que aislar a Cuba, la política ha aislado a Estados Unidos", concluye HRW sobre el embargo.

Por ello, la ONG recomienda a la administración de Barack Obama reunir el consenso de la Unión Europea, Canadá y Latinoamérica para presionar conjuntamente a La Habana para que "libere inmediata e incondicionalmente a todos los presos políticos en los próximos seis meses". Se calcula que en la isla hay más de 200 presos políticos encarcelados.

HWR considera que una vez se dé este compromiso, Washington debería eliminar el embargo y, asimismo, defiende la necesidad de que esta "coalición multilateral" imponga "sanciones y medidas punitivas" tales como las restricciones de viaje para funcionarios o limitar nuevas inversiones extranjeras "si el Gobierno de Raúl Castro no cumple esta exigencia".

"Estas medidas deberían se suficientemente significativas para que tengan consecuencias reales para el Gobierno cubano, a la vez que se tiene cuidado para no imponer sufrimiento en la población cubana en su conjunto", concluye la ONG.