21 de febrero de 2007

Cuba.- IU rechaza el intento de la Presidencia de la UE de aprobar un plan para endurecer la Posición Común sobre Cuba

Pide al Gobierno oponerse a esa propuesta, "calcada" de EEUU, al considerar que no favorece los históricos lazos entre España y Cuba

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

Izquierda Unida expresó hoy su rechazo a los intentos del Gobierno alemán, que ostenta la Presidencia de turno de la Unión Europea, de promover durante el presente semestre la aprobación de una llamada "Estrategia política a mediano y largo plazo hacia Cuba", con la que en su opinión sólo se pretende "endurecer" la actual Posición Común de los Veinticinco sobre la isla caribeña.

Así, denunció que algunos Estados miembros de la UE, que están liderados por Polonia y República Checa, pretenden incluir en ese documento una batería de sanciones económicas y diplomáticas contra la isla, así como un "capítulo secreto de acciones más hostiles", en sintonía con el reciente Plan Bush para el derrocamiento del régimen cubano, dado a conocer por el Gobierno de Estados Unidos.

Para IU, la intención de estos países es instrumentar un nuevo mecanismo de presión sobre Cuba, endureciendo la Posición Común de la Unión Europea, en vigor desde diciembre de 1996, y recortando el actual margen de maniobra que permite a los Estados miembros de la UE, entre ellos España, el desarrollo de relaciones de cooperación con la isla a través de más de 20 acuerdos bilaterales.

"Polonia y República Checa coordinan con Washington una posición extremista contra Cuba. La presidencia alemana, con el grupo atlantista liderado por Reino Unido, pretende alcanzar un preacuerdo a finales de febrero, presionando a los gobiernos de España, Francia, Italia, Bélgica y Portugal, más proclives al mantenimiento de la cooperación con el Estado cubano", explicó Izquierda Unida.

POSICION "CALCADA" A LA DE WASHINGTON

Según la formación liderada por Gaspar Llamazares, la adopción de una estrategia de "desestabilización y aislamiento" del Gobierno cubano entraría en contradicción con la Posición Común, ya que provocarían una escalada de confrontación en las "ya complejas" relaciones entre Bruselas y La Habana, cuando más de un tercio de las exportaciones e importaciones de la isla provienen de la UE.

Ante esta situación, Izquierda Unida ha pedido al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que se oponga a este intento de endurecer la Posición Común de la UE hacia Cuba, a través de un documento que, según denuncian, es "calcado" al que mantiene actualmente Washington ya que "en nada puede favorecer los históricos lazos e intereses que España tiene con la isla".

IU recuerda que España es el principal donante y socio cultural de Cuba, su segundo inversor y el principal suministrador de bienes, con una cooperación creciente de las Comunidades Autónomas en los últimos años. Además, en lo político, los sucesivos gobiernos del PP y del PSOE han reconocido la participación plena de Cuba en la Comunidad Iberoamericana y, por tanto, en la política iberoamericana de España.

Por último, IU considera que no hay razones para endurecer la política europea hacia Cuba en un momento en que no hay hechos objetivos que lo justifiquen cuando La Habana está mostrando su "solidez institucional". "La UE tendría credibilidad y autoridad moral si desarrollara una política propia hacia Cuba, desde el respeto de la soberanía e independencia de Cuba, sin interferencias en sus asuntos internos", sentenció.