20 de septiembre de 2007

Cuba.- Jiménez dice que a Cuba hay que darle "un poco de tiempo" para que haya "cambios grandes e importantes"

MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, consideró hoy que al régimen cubano, tras la transferencia de poder de Fidel Castro a su hermano Raúl hace más de un año, hay que darle "un poco de tiempo" para que se produzcan "cambios grandes e importantes". Asimismo, aseguró que los empresarios españoles "están satisfechos de la defensa" que el Gobierno hace de sus intereses en América Latina.

"Yo creo que hace un año y medio se produjo un cambio a través de la delegación de poderes dentro del régimen cubano", afirmó Jiménez en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press. "A partir de ese momento, no eran previsibles cambios grandes" pero "poco a poco, ha habido una reflexión interna sobre la eficacia y conveniencia de mantener determinadas situaciones", añadió.

En opinión de la secretaria de Estado, "hay que darles un poco de tiempo para que se produzcan cambios grandes e importantes" en Cuba.

Por otra parte, explicó que aunque España "hace muchos años que está cerca de América Latina" pero el Gobierno quería "articular un poco mejor la relación, tratar de coordinar las iniciativas y reforzar la presencia institucional de España para defender mejor nuestros intereses".

En este sentido, aseguró que "con todos los países de Iberoamérica tenemos una buena relación" entre otras cosas porque "España no puede permitirse no defender y no mantener una buena relación con todos los gobiernos y con todos los países latinoamericanos". Además, añadió, "es una relación de respeto porque todos esos gobiernos han sido elegidos por sus ciudadanos".

Según Jiménez, "más allá de las diferencias y discrepancias, tenemos una interlocución muy fluida y muy estrecha que nos permite ir solventando los problemas que puedan ir surgiendo". En esta línea, indicó que "más allá de la retórica y de los discursos, me importa cómo van a hacer los gobiernos para mejorar las condiciones de vida de sus ciudadanos".

Por otra parte, consideró que "las empresas españolas en general están bastante contentas (en América Latina), más allá de que tengamos que ayudarles a resolver algún escollo particular y especial". "Puedo decir que están muy satisfechos de la defensa que hace el Gobierno español de sus intereses", aseveró la secretaria de Estado.