15 de julio de 2015

Sanguinetti prevé que el acercamiento entre Cuba y EEUU "no va a ser muy rápido"

"Tampoco la Europa del Este se democratizó de un día para otro", ha recordado

   SANTANDER, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El expresidente de Uruguay Julio Sanguinetti prevé que la mejora de las relaciones entre Cuba y EE.UU. "no va a ser muy rápida, pero ya hay avances" y ha argumentado que este acercamiento entre los Gobiernos de Raúl Castro y Barack Obama se debe a que Cuba ha perdido el "sostén" y el "apoyo" que le proporcionaba Venezuela sustituyendo a Rusia tras la descomposición de la Unión Soviética.

   "Venezuela fue un gran sostén para Cuba, sustituyendo a Rusia, pero hoy no lo es porque no tiene la capacidad de hacerlo. Eso ha supuesto un motivo para que Cuba se acerque a Estados Unidos para mejorar una economía tan deficiente como la que tiene", ha asegurado, al tiempo que ha calificado de "muy emblemáticas" las primeras reuniones entre Obama y Castro.

   De este modo, ha pronosticado la lentitud en la mejora de estas relaciones porque "tampoco Europa del Este se democratizó de un día para otro", tal y como ha apuntado en una rueda de prensa con motivo de su participación en el encuentro 'Las empresas multilatinas y su papel en el desarrollo de los países en Iberoamérica', que se ha inaugurado este miércoles en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander.

   Asimismo, ha asegurado que en la actualidad "Venezuela es el mayor desafío" en Latinoamérica porque "ni siquiera muestra una fachada de democracia". Preguntado sobre la posibilidad de mejorar las condiciones del país con el acercamiento entre los Gobiernos de Estados Unidos y Cuba, ha incidido en que este país "corre por su cuenta".

   También ha lamentado que los países de América Latina "no han superado las desigualdades" sociales pese a las "oleada democrática" que ha vivido en casi las últimas tres décadas y a tener "reservas de moneda como nunca" en su historia. Así, ha advertido de que a pesar de que ha habido una "bajada significativa de la pobreza", la población vulnerable "sigue siendo muy grande, un 38% de la población de Latinoamérica", por lo que ha alertado de que hay "luces y contraluces".

AMENAZAS A LAS DEMOCRACIAS LATINOAMERICANAS

   Además, ha comentado algunos de los problemas que tienen las democracias latinoamericanas, como la corrupción que "amenaza el sistema desde dentro", presidentes como Fernando Lugo (Paraguay) o Fernando De la Rúa (Argentina) que no consiguieron acabar su mandato. o el narcotráfico en países como México y Colombia.

   En cuanto a Argentina, ha lamentado que el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner "hable en contra de los dos periódicos más importantes", en referencia a 'Clarín' y 'La Nación', o que en Venezuela. "Aún tenemos que seguir batallando por la libertad de prensa", ha reivindicado.

   No obstante, ha puesto en valor las medidas tomadas contra la corrupción en países como Brasil, donde "se ha puesto precio a los empresarios más importantes". Por ello, ha asegurado que el "desafío" es "asentar la democracia" tras una época de "bonanza económica que permitió un crecimiento de un 4%" por la demanda de países como China.

RETRIBUCIÓN LATINOAMERICANA A INVERSIONES ESPAÑOLAS

   Sanguinetti, acompañado por el presidente de la Fundación Iberoamericana Empresarial, Miguel Ángel Cortés, ha relacionado el freno de las economías latinoamericanas con una "bajada de los precios de las materias primas" y también ha puesto de relieve que la democracia "llegó para quedarse" a América Latina, pese a otros problemas que tienen países como Argentina, Ecuador o Venezuela en materia de libertad de prensa.

   Sin embargo, a pesar de todos estos problemas, ha destacado que "lo importante es que los todos los traumas, todas las caídas de presidentes, se han producido desde dentro del sistema, se han debido a inestabilidades políticas" y no a golpes militares.

   Finalmente, preguntado por las relaciones de América Latina y España por las empresas españolas que invierten allí, Sanguinetti ha remarcado que "siempre han sido buenas y lo seguirán siendo" porque las empresas españolas llevaron a cabo sus inversiones de forma "preponderante" en épocas "muy difíciles para nosotros".

   "Fue un riesgo que asumieron, pero felizmente América Latina ha retribuido esa presencia con resultados económicos muy importantes. Pero hoy no van a tener los mismos rendimientos que en los últimos diez años", ha explicado.