1 de diciembre de 2011

El líder del Consejo Nacional de Iglesias Cristianas de EEUU visita a Alan Gross, encarcelado en La Habana

Rechaza un posible acuerdo entre EEUU y Cuba para excarcelar a Gross y 'los cinco'

LA HABANA, 1 Dic. (Reuters/EP) -

El secretario general del Consejo Nacional de Iglesias Cristianas en Estados Unidos, el reverendo Michael Kinnamon, ha visitado este miércoles al empresario estadounidense Alan Gross, condenado a 15 años de cárcel por vender equipos de comunicación por satélite en Cuba, algo prohibido en la isla.

En una conversación con corresponsales, Kinnamon ha expresado su preocupación por la salud de Gross, ya que sufre una serie de enfermedades crónicas y ha perdido cerca de 45 kilogramos de peso desde que fue detenido en La Habana cuando se disponía a viajar a Estados Unidos, el 3 de diciembre de 2009.

No obstante, Kinnamon ha indicado que el empresario conserva un "buen espíritu", en alusión a su estado anímico. "Hemos tenido una gran conversación", ha indicado.

Gross, de 62 años, fue detenido por distribuir ilegalmente equipos de comunicación por satélite como subcontratista de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID) que financia, entre otras cosas, programas destinados a promover la democracia en Cuba.

El pasado marzo, fue declarado culpable del delito de "Actos contra la Independencia o la Integridad del Estado" y condenado a 15 años de prisión tras un juicio en el que, según Cuba, quedó demostrado que introdujo de manera ilegal equipos informáticos "para crear redes internas" como parte de los programas de la USAID.

El caso de Gross ha tensado aún más las relaciones entre Estados Unidos y Cuba. Washington ha solicitado en numerosas ocasiones la liberación del empresario por razones humanitarias, algo a lo que se han negado rotundamente las autoridades cubanas.

A este respecto, Kinnamon ha explicado que con esta visita a la isla también pretende mejorar las relaciones entre ambos países, algo que ya han intentado en ocasiones anteriores otros estadounidenses que mantienen buenas relaciones con el Gobierno cubano, como el ex presidente Jimmy Carter.

INTERCAMBIO CON 'LOS CINCO'

Además de con Gross, Kinnamon se ha reunido con familiares de los cinco cubanos detenidos en 1998 en Estados Unidos y condenados a penas que van desde los 15 años de cárcel hasta la cadena perpetua por delitos de espionaje.

El pasado 7 de noviembre, el rabino David Shneyer, un reconocido líder judío estadounidense, anunció la disposición de Gross a ser objeto de un intercambio con 'los cinco', en un acuerdo similar al que llegaron Israel y Hamás para liberar al soldado Gilad Shalit a cambio de excarcelar a 1.027 palestinas.

Kinnamon, al igual que Estados Unidos y Cuba, ha considerado que son casos independientes. "El caso de 'los cinco' es otra cuestión, más grande, en la que también estamos involucrados. Muchos piensan que las condenas son muy severas y nosotros tampoco estamos de acuerdo", ha apuntado.

Por otro lado, Kinnamon se ha reunido con varios funcionarios cubanos, aunque espera entrevistarse con el presidente del país caribeño, Raúl Castro, antes de que su delegación vuelva a Estados Unidos, el próximo viernes.