27 de septiembre de 2007

Cuba.- Moragas dice que la "reactivación" de las relaciones España-Cuba es una "inyección de liquidez" a la dictadura

El dirigente popular afirma que la actitud del Gobierno de Zapatero es "ofensiva ante los demócratas"

BADAJOZ, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Relaciones Internacionales del PP, Jorge Moragas, aseguró que la "reactivación de la cooperación económica del Gobierno Central español con el régimen castrista es una inyección de liquidez a las estructuras" de la dictadura cubana.

Moragas hizo estas declaraciones en el transcurso de una rueda de prensa convocada por NNGG de Extremadura, en Badajoz, con motivo de la entrega del II Premio "Encina de la Libertad" al activista democrático cubano Oswaldo Paya, en la que también participaron el presidente nacional de NNGG, Ignacio Uriarte, el presidente provincial del PP en Badajoz, José Antonio Monago, el alcalde de la ciudad, Miguel Celdrán, y el hermano del galardonado, Carlos Paya, quien recogió el premio en su nombre.

El secretario popular dijo que la reunión prevista entre representantes cubanos y la secretaria de Estado y Cooperación Internacional, Leire Pajín, en la isla para "poner en marcha" el sistema de Cooperación entre el Gobierno español y el cubano, se ha aplazado "por que las exigencias de Cuba cada vez son mayores".

Moragas añadió que el "diálogo con la dictadura y los terroristas tiene el riesgo de que se acaba siendo el rehén de quien tiene una naturaleza antagónica a la democracia", que ha provocado que "el Gobierno cubano esté exprimiendo al español exigiendo cosas que no puede conceder".

Así el PP considera que la reactivación de la cooperación económica con el gobierno cubano es un "error" dado que la dictadura castrista no da "señas de iniciar un cambio hacia la transición pacífica democrática".

Jorge Moragas asegura que en caso de que el viaje de Pajín se realice finalmente, el PP exigirá "explicaciones al Gobierno Central sobre la agenda volátil con el cubano", así como que "se mantengan contactos visibles con los disidentes cubanos".

En este sentido, Jorge Moragas cree que hay que "dejar de plegarse a las exigencias de la dictadura y apartarse de la acción política que olvida los valores democráticos", y que la actitud del Gobierno socialista es "hipócrita y ofensiva ante los demócratas al priorizar las relaciones con los regímenes dictatoriales".

DICTADURA HEREDITARIA

Dentro de este análisis a la situación que vive actualmente Cuba, Moragas dijo que los jóvenes disidentes de la isla están llevando a cabo unas "jornadas de ayuno pacífico, silenciado por la dictadura, con el objetivo de pedir que no se colabore con el castrismo que viola permanentemente los derechos humanos".

De esta forma el PP hace "un diagnóstico" en el que los "hermanos Castro van a acabar mordiéndole la mano al Gobierno Español, cuya estrategia no parece beneficiar el desarrollo de los derechos humanos en Cuba", ya que el "castrismo huele la debilidad del Gobierno de Zapatero", por lo que el "nivel de exigencia" cubano en esta cooperación "acabará por situar al gobierno Español en una situación ridícula".

Para los populares, el problema es que "se está consolidando con el beneplácito" del Gobierno Central "una dictadura hereditaria en Cuba", por lo que exigen "una transición hacia la democracia y diálogo crítico con las autoridades cubanas", sin "admitir una sucesión dinástica de un dictador a otro".

Jorge Moragas señaló que esta denuncia era un "deber como oposición", ya que "este error de los socialistas puede hipotecar el buen nombre de España ante los cubanos, desde la flojera moral y el relativismo de la izquierda".

Sobre las relaciones hispano-cubanas, Carlos Paya afirmó que la actitud del presidente español y el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, era un "cheque en blanco para las violaciones de los derechos humanos en Cuba, dado que hasta la fecha no se ha dado ninguna vinculación en estas relaciones al respeto de los derechos fundamentales".

Así Carlos Paya, agradeció la colaboración del PP a nivel internacional para dar publicidad a la situación que viven los disidentes en Cuba, cuyas "voces son silenciadas con la complicidad de la izquierda que cree en el mito de la revolución", ante "el doloroso poco interés del actual Gobierno de España".

ACTUALIDAD NACIONAL

En su intervención Jorge Moragas también criticó al Gobierno Central en otros aspectos de la actualidad nacional, como en el caso del reparto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), que en su opinión "rompe el principio de igualdad entre regiones", y que esta provocando un "proceso de escisión dentro del PSOE,", como el del Partido Socialista vasco Rosa Diez.

Moragas dijo que el resto de socialistas, entre los que citó a los extremeños, "deben criticar" a este proceso que "pone en riesgo el sistema del Estado de Derecho español con ataquen frontales y acoso a los símbolos nacionales".

El secretario de Relaciones Internacionales del PP añadió en este sentido que había sido el propio Zapatero quien "ha dado alas a esta situación de tensión preelectoral donde los nacionalistas exprimen de forma vergonzante al Gobierno en la negociación de los PGE".