4 de abril de 2007

Cuba.- Moratinos sella en Cuba una "nueva etapa" de las relaciones de España con Cuba

LA HABANA, 4 Abr. (Especial para EUROPA PRESS, Francisco Forteza) -

El presidente interino cubano, Raúl Castro, y el ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, sellaron con un apretón de manos y sonrisas lo que el ministro europeo, que visita Cuba, calificó como una nueva etapa en las relaciones de ambos países.

El informativo central de la televisión cubana mostró esta noche a ambas personalidades durante un encuentro que sostuvieron en la tarde de ayer como último acto de esta visita de Moratinos a la isla caribeña que comenzó en la noche del domingo pasado, y terminó con las firmas de tres documentos, entre estos uno que funda dos mecanismos bilaterales de consultas políticas y sobre derechos humanos.

A una pregunta sobre si las firmas de estos documentos entre los Gobiernos de España y Cuba causarán una ruptura española en las políticas sobre la isla de la Unión Europea, Moratinos negó el extremo y subrayó que, por el contrario, se inscriben en el contexto del bloque.

El ministro español expuso que llevará al seno de la UE esta manera de tratar con Cuba, sobre las bases del respeto mutuo. "Reitero que esta visita era necesaria", expuso Moratinos una vez más durante la estancia en la que celebró conversaciones con Castro; el ministro de Exteriores cubano, Felipe Pérez Roque; el vicepresidente isleño Carlos Lage; el presidente del parlamento cubano, Ricardo Alarcón y otras personalidades.

En resumen, sobre la plataforma que brindan los documentos firmados, los dos países esperan reanudar de manera íntegra los programas bilaterales que en diversas esferas desarrollaban y que fueron truncados o marginados a causa de los acontecimientos de la primavera de 2003, cuando la UE aplicó sanciones sobre Cuba como reacción a los juicios y condenas de 75 personas bajo acusaciones de actuar como agentes de Estados Unidos.

De manera más ambiciosa, los dos Gobiernos decidieron establecer los mecanismos de consulta, especialmente el referido a los derechos humanos, un tema escabroso en las relaciones de Europa con Cuba. Los dos ministros señalaron que los temas a tratarse en ese marco tendrán que desarrollarse en medio del más estricto respeto mutuo, igualdad y respeto a las estructuras políticas y jurídicas en cada una de esas dos naciones.

En mayo y septiembre próximos se desarrollarán las primeras labores de los mecanismos aprobados, entre estos una comisión mixta que abrirá la nueva etapa de cooperación en sectores como el económico, financiero y cultural.

En el marco de este último, Cuba y España conversarán sobre un Centro Cultural Español que funcionó hasta 2003 bajo administración diplomática española y al cual le fue retirada esa condición por las autoridades cubanas tras las sanciones de la UE.

Los documentos reflejaron una voluntad bilateral de "superar una época oscura", en las relaciones de Cuba y España, según la calificó Moratinos.