3 de abril de 2007

Cuba.- Moratinos y el vicepresidente Lage repasan el estado de las relaciones bilaterales

LA HABANA, 3 Abr. (Especial para EUROPA PRESS, Francisco Forteza) -

El vicepresidente cubano, Carlos Lage, aseguró hoy no comprender por qué ningún ministro de Asuntos Exteriores de España había visitado la isla desde 1998, tras recibir esta mañana al jefe de la Diplomacia española, Miguel Angel Moratinos, con quien hizo un extenso repaso al estado de las relaciones bilaterales.

En el mismo sentido se había expresado ayer el propio Moratinos, quien en una recepción en la residencia del embajador de España en La La Habana consideró "absolutamente impensable" que las autoridades españolas no puedan "mantener, defender y desarrollar" una política "intensa, constructiva y dialogante" con las autoridades de la isla.

Por su parte, el jefe de la Diplomacia cubana, Felipe Pérez Roque, que también estuvo en la reunión con Lage, insistió en relacionar la visita de Moratinos a La Habana con una "rectificación definitiva" del rumbo que llevó la política española con respecto a Cuba durante el Gobierno de José María Aznar.

Al final del encuentro de esta mañana, celebrado en la sede del Consejo de Ministros de Cuba, el vicepresidente Lage, que tiene amplias responsabilidades en el programa económico nacional cubano, comentó el "gran volumen" de información que está generando la estancia de Moratinos a Cuba.

España es el tercer socio comercial de Cuba después de Venezuela y China. De acuerdo con estadísticas, el intercambio comercial con la isla en 2006 sobrepasó los 850 millones de dólares. Lage tiene bajo su responsabilidad la supervisión de programas nacionales cubanos en los cuales participan capitales españoles, como el energético y el de viviendas, entre otros, ambos centrales para la economía de Cuba.

Fuera de agenda, está previsto que Moratinos se reúna con empresas españoles con fuertes inversiones en la isla. En estos momentos el ministro está recorriendo el Centro Histórico de La Habana Vieja, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1982, y más tarde visitará las instalaciones de la Escuela Latinoamericana de Medicina.