17 de junio de 2010

Cuba.- La oposición cubana lamenta que el canciller del Vaticano no se reúna con ellos durante su visita a la isla

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El canciller del Vaticano, arzobispo Dominique Mamberti, no se reunirá ni con la disidencia cubana ni los familiares de los presos políticos durante su visita oficial a la isla que se extenderá hasta el próximo domingo, decisión que ha sido lamentada por los grupos de opositores que buscan más apoyos de la Iglesia Católica.

Para la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) la actitud de Mamberti se trata de un hecho "difícil de entender tomando en cuenta la posición del Vaticano y la Iglesia Católica cubana en la defensa de los Derechos Humanos", dijo a Europa Press su portavoz, Elizardo Sánchez.

Así, Sánchez recordó que los diálogos que ha tenido la alta jerarquía católica con el Gobierno de Raúl Castro han permitido flexibilizar la situación de algunos de los prisioneros de conciencia que recientemente han sido trasladados a cárceles en sus lugares de origen, además de la liberación la semana pasada de Ariel Sigler Amaya, el preso político con peores condiciones de salud.

A este respecto, el activista lamentó que Mamberti "no haya tratado de ver a Sigler Amaya al menos de manera simbólica" después de que fuese la misma Iglesia Católica que la que sirvió de intermediaria para que el régimen castrista le diera una "licencia extrapenal".

Las Damas de Blanco, organización integrada por esposas y familiares de los presos de conciencia, también quedaron al margen de la agenda del canciller del Vaticano, pese a que estas mujeres se consideran católicas practicantes y han logrado mantener sus tradicionales caminatas en La Habana gracias al apoyo del clero.

La visita del arzobispo se produce en medio de una fuerte presión internacional contra el Gobierno cubano para que libere a los cerca de 200 presos políticos que existen en la isla, desde que el pasado mes de febrero muriera el disidente Orlando Zapata Tamayo y el opositor Guillermo Fariñas iniciara una huelga de hambre y sed para exigir la excarcelación de los reos más enfermos.

"ESPALDARAZO AL GOBIERNO"

Sobre esta situación la ex presa política Martha Beatriz Roque opinó que la rueda de prensa conjunta de Mamberti y el ministro cubano de Exteriores, Bruno Rodríguez, transmitida en la televisión de la isla, fue un "espaldarazo" al Gobierno de Castro por parte de la Iglesia Católica.

"Su visita a Cuba no tiene nada que ver con la oposición ni con los prisiones políticos", dijo Roque a Europa Press, al asegurar que Mamberti no incluyó en su programa reuniones con la disidencia "para darle el gusto al Gobierno que no quiere que se reconozca a la oposición" en la isla.

Roque entiende que la Iglesia Católica está "buscando su espacio" en Cuba después de haber sido "marginada" durante varios años por el régimen comunista que gobierna en la isla desde el año 1959, por lo que aplaude las gestiones que ha adelantado en favor de los presos, pese a que no haya querido sostener encuentros con los opositores.

A este respecto, el portavoz de la CCDHRN consideró que la negativa de Mamberti puede obedecer a que la Iglesia Católica "sabe que con el Gobierno (cubano) hay que ser muy cuidadoso" porque ve a los disidentes como "no personas", por tanto, una reunión con las organizaciones contrarias al régimen "sería tomado muy mal".

"No hay duda de que la Iglesia cubana y el Vaticano están actuando como siempre, de buena fe, pero lidiando siempre con un Gobierno que se caracteriza por su propia mala fe", aseveró Sánchez.