23 de enero de 2012

Cuba.- La oposición pide al Gobierno que otorgue las "garantías necesarias" para investigar la muerte de Wilman Villar

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) ha solicitado este lunes al Gobierno de Raúl Castro que otorgue las "garantías necesarias" para investigar la muerte del preso político Wilman Villar Mendoza, ocurrida el pasado 19 de enero tras más de 50 días en huelga de hambre.

La petición ha sido presentada mediante una carta dirigida a Abelardo Colomé Ibarra, ministro cubano del Interior, y firmada por Elizardo Sánchez, portavoz de esa comisión, no reconocida pero tolerada por las autoridades de la isla.

El propósito de la CCDHRN es poder hacer una investigación en el lugar para "confirmar o descartar" las hipótesis que se han planteado en torno a la muerte de este opositor, activista de la Unión Patriótica Cubana.

Villar, de 31 años, falleció el pasado 19 de enero en un hospital de la provincia de Santiago de Cuba (este), tras más de 50 días de huelga de hambre en protesta por la condena a cuatro años de cárcel que le fue impuesta a finales del año pasado. Su nombre figuraba en la lista de prisioneros de carácter político, pese a que las autoridades cubanas insisten en que se trata de un preso común.

El opositor fue detenido el 12 de noviembre de 2011 y sentenciado dos semanas después a cuatro años de prisión por los delitos de desacato, resistencia y atentado. De inmediato, comenzó una huelga de hambre para protestar, de manera "pacífica", contra esa "condena injusta y desproporcionada", sin embargo, su acción fue "reprimida por oficiales del Ministerio del Interior con medidas de castigo severo y confinamiento solitario bajo condiciones infrahumanas", denuncia la CCDHRN.

La comisión, al igual que el resto de los grupos de la oposición, sostienen que la muerte de Villar "era evitable" y asegura que el Estado no le ofreció "la atención médica adecuada desde los primeros días de su huelga de hambre" en prisión.

Villar habría sido trasladado seis días antes de su muerte al Hospital Provincial de Santiago de Cuba y, posteriormente, al Hospital Clínico Quirúrgico de esa misma ciudad, en una fecha y hora no precisados, lo que ha despertado suspicacias en la oposición que acusa al Gobierno de ocultar detalles sobre el estado de salud del preso político.

La versión del Gobierno de Castro discrepa completamente de las denuncias de la oposición. Según un comunicado oficial divulgado el pasado viernes, Villar no pertenecía a los grupos de la oposición y su sentencia fue producto de una agresión a su esposa, pero además niega que estuviese en huelga de hambre y sostiene que su muerte se produjo a consecuencia de un fallo multiorgánico secundario por un proceso respiratorio séptico severo, que llevó al paciente a un shock por sepsis.

La CCDHRN pide al ministro del Interior aclarar precisamente los supuestos incidentes familiares en los que estaría involucrado Villar, específicamente, las razones por las cuales detuvieron al opositor el pasado julio y después los excarcelaron, si supuestamente existían riesgos de "una hipotética situación de violencia doméstica".