18 de junio de 2007

Cuba.- El PCE critica el encuentro convocado para mañana por Exteriores con los grupos "contrarrevolucionarios" cubanos

Dice que la información que facilite Exteriores a estos grupos será utilizada "con toda seguridad" para su "actividad anticubana"

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Comité Ejecutivo del Partido Comunista de España criticó hoy la decisión del Ministerio de Asuntos Exteriores por convocar mañana una reunión con representantes de grupos "contrarrevolucionarios" cubanos en nuestro país, de los que asegura que en algunos casos ha quedado demostrado que están "directamente a sueldo del Gobierno de Estados Unidos e incluso de la CIA".

Para el responsable de Relaciones Internacionales del PCE, José L. Centella, esta iniciativa resulta "paradójica" cuando el ministro Miguel Angel Moratinos había mantenido contactos con el Gobierno cubano "al mas alto nivel" con resultados importantes en relación con la apertura del dialogo sobre diversos temas como Derechos Humanos, avanzando según el comunicado conjunto en las relaciones entre los dos países en una clave de respeto a la soberanía de cada Estado.

El PCE considera que el objetivo de la reunión de mañana, en la que serán informados sobre la política de dialogo entre Madrid y La Habana, supone una "clara ingerencia" en las relaciones bilaterales ya que, a su juicio, la vinculación de estos grupos con la CIA puede ser considerado por el Gobierno cubano como una "agresión" ya que la información que facilite el Gobierno español "será utilizada con toda seguridad por estos grupos para su actividad anticubana".

"Desde el PCE nos preguntamos por qué se hace precisamente este gesto hostil con respecto a Cuba y no se hace lo mismo con otros países, y solo encontramos como explicación que esta iniciativa sea una consecuencia de la reciente visita de la Secretaria de Estado, Condoleezza Rice, que puede haber conseguido sus objetivos de influir en las relaciones que mantiene España con Cuba", añadió.

Centella aseguró que sería muy grave que España ceda ante el objetivo de Rice de obligar a nuestro país a desarrollar una política exterior "supeditada" a los intereses de Estados Unidos, evitando que tanto España como la Unión Europea desarrollen una política exterior independiente que responda a los intereses propios que no son otros que mantener "las mejores relaciones" con Latinoamérica en general.

Para el el PCE en estos momentos lo que corresponde es "normalizar definitivamente" las relaciones entre España y Cuba y trasladar esta normalización al seno de la Unión Europea que no puede seguir teniendo una "doble vara de medir" en sus relaciones internacionales, planteando a Cuba exigencias que no plantean a otros Estados.

"Desde esta normalización creemos necesario que se ponga fin al estado de excepción que mantiene la UE respecto a Cuba, ya que Cuba es el único país del mundo con el que la UE mantiene una posición común de sanciones en el marco de la cooperación. Esa posición, dictada por EEUU, impide que Cuba y la UE puedan discutir una agenda propuesta por la República de Cuba", concluyó.