3 de mayo de 2007

Cuba.- Una persona podría haber muerto en el tiroteo que siguió al intento de secuestro de un avión en La Habana

LA HABANA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

Tres soldados cubanos intentaron secuestrar hoy una avión Boeing 737 en el aeropuerto de La Habana que se dirigía a un destino internacional. Las fuerzas de seguridad del Estado frustraron este intento tras un tiroteo que ocurrió en una de las terminales del Aeropuerto José Martí, en el que aparentemente uno de los oficiales murió aunque esta información no ha podido ser confirmada.

Según informaron fuentes oficiales a los medios extranjeros, dos de los tres soldados implicados en este hecho secuestraron en la madrugada (hora local) un autobús -amenazando a los pasajeros con unos fusiles- con el que lograron pasar a la Terminal 1, donde al parecer solicitaron una aeronave para abandonar la isla.

Al parecer, el avión que solicitaron procedía de Santiago de Cuba y algunos trabajadores del aeropuerto manifestaron a los medios de comunicación que, al conocer la situación que se presentaba afuera, lograron salir de la aeronave.

El tiroteo comenzó tras conocer las exigencias de los dos soldados, quienes finalmente no pudieron entrar al avión dada la intervención de las fuerzas de seguridad del Estado cubano. Algunas versiones indican de que uno de los soldados murió y varias personas resultaron heridas, pero las autoridades oficiales aún no han emitido declaraciones sobre este incidente por lo que esta información no ha podido ser confirmada.

Los tres soldados son presuntamente prófugos de la justicia por delitos que no han sido especificados por las autoridades cubanas y, según informaron algunas fuentes oficiales, formaban parte de un grupo de tres oficiales que escaparon el pasado viernes de una unidad militar ubicada en la localidad de Managua.

Las autoridades cubanas ya iniciaron las investigaciones del caso, aunque todavía no se conoce la versión oficial de lo ocurrido esta madrugada en La Habana.

El último hecho de ésta índole ocurrió en abril del año 2003, cuando un hombre armado con varias granadas secuestró un avión AN 24 con 31 personas a bordo con la intención de viajar hacia el estado de Florida.