14 de mayo de 2007

Cuba.- El PP pide al Gobierno que invite a los disidentes a las fiestas nacionales en la Embajada española

Presenta una proposición no de ley que enmienda casi punto por punto otra iniciativa del PSOE

MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

El PP presentó hoy una proposición no de ley en el Congreso por la que se insta al Gobierno a que recupere la "política de invitación a los disidentes democráticos" cubanos a las fiestas nacionales en la Embajada española en La Habana como "elemento de compromiso democrático".

La propuesta --a la que ha tenido acceso Europa Press-- también urge al Ejecutivo a que las delegaciones oficiales que visiten Cuba mantengan con los representantes de la oposición democrática "encuentros públicos del mismo nivel" que con las autoridades cubanas.

Durante su visita a La Habana a primeros de abril, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, no se reunió con representantes de la disidencia, quienes fueron convocados a un encuentro con el director general para Iberoamérica, Javier Sandomingo, un día después de que el jefe de la diplomacia española hubiera abandonado la isla.

La propuesta de los 'populares' para su debate en el Pleno del Congreso responde casi punto por punto a otra proposición no de ley presentada por los socialistas el pasado 9 de mayo con el fin de que la estudie la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara Baja.

Donde el PSOE insta al Gobierno a "continuar con la actual línea de normalización" de las relaciones con Cuba, el PP aboga por volver a invitar a los disidentes a las fiestas en la legación española.

Eso sí, ambos coinciden en subrayar que las decisiones que puedan adoptarse sobre el futuro del país "corresponden única y exclusivamente al pueblo cubano, sin ningún tipo de injerencia externa".

DIÁLOGO EXIGENTE

Los dos partidos urgen al Ejecutivo a que mantenga un "diálogo permanente, fluido y constructivo" en materia de derechos humanos con el Gobierno de Cuba con el objeto de mejorar la situación de los mismos en la isla, pero los 'populares' añaden en su propuesta el calificativo de "exigente" a la palabra diálogo y piden al Gobierno que recuerde que Cuba mantiene la pena de muerte "y que recientemente la ha utilizado".

Donde los socialistas abogan por que el Gobierno continúe el diálogo con los grupos de la oposición pacífica interna en Cuba, "manteniendo los canales de interlocución abiertos con dichos grupos como parte esencial de la política de España con relación a Cuba", el PP propone que "los miembros de las delegaciones oficiales que visiten la isla mantengan también encuentros públicos del mismo nivel con los representantes de la oposición democrática".

Uno de los puntos más similares es aquel que, en la propuesta socialista, pide al Gobierno que prosiga las gestiones que considere "más adecuadas" para conseguir la liberación de todos los presos políticos cubanos. El PP insta al Ejecutivo a que realice "las gestiones que considere más adecuadas ante las autoridades cubanas y en los foros internacionales para conseguir la liberación de todos los presos políticos cubanos".

Mientras que los socialistas piden al Gobierno que trabaje "para conseguir la recuperación del diálogo y la cooperación de la Unión Europea con Cuba, facilitando el consenso entre sus socios europeos y superando los obstáculos que impiden la normalización de dichas relaciones", los 'populares' defienden esa recuperación del diálogo y la cooperación de la UE con la isla "una vez que la dictadura acepte iniciar un proceso para la democratización y el respeto a los derechos humanos en la isla".

La propuesta del PP añade un último punto en el que exige al Gobierno que apoye "públicamente" y que difunda en "todos los foros internacionales" la declaración Unidos por la Libertad promovida por los principales dirigentes de la oposición a la dictadura, así como la labor del colectivo de las Damas de Blanco "en pro de la liberación de los presos de conciencia".