27 de julio de 2010

Cuba.- Los presos cubanos liberados dicen que España se ha "prestado a una limpieza de imagen" del régimen de Castro

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

Ex presos políticos cubanos llegados a Madrid tras ser liberados por el Gobierno cubano, gracias a la mediación de la Iglesia Católica en la isla, han lamentado este martes que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero se haya "prestado a una limpieza de imagen" del régimen de los hermanos Castro.

Dieciséis de los veinte presos de conciencia llegados a España han intervenido este martes en un acto de homenaje a los 'Luchadores por la libertad en Cuba' en un hotel de Móstoles (Madrid), organizado por Nuevas Generaciones del PP madrileño, que también contó con la asistencia del coordinador de Presidencia y Relaciones Internacionales del PP, Jorge Moragas.

El periodista independiente César Galvez, presente en el acto, ha destacado que la excarcelación de presos de conciencia "no supone un cambio político" ya que, en su opinión, si hubiera un cambio político en la isla "el Gobierno cubano hubiese abierto las cárceles a los hermanos que se quedaron atrás porque no querían salir de su tierra".

Asimismo, los disidentes han recordado que el Gobierno cubano no les han dejado en libertad ya que sus penas no han sido revisadas sino que los han deportado a España "por defender sus derechos y los de la humanidad".

En este sentido, los disidentes han subrayado la "brutalidad" del comunismo que, en su opinión, ya está dando sus últimos coletazos. "Al comunismo no hay que tumbarlo porque lo que está en el suelo no se puede tumbar. Al comunismo hay que enterrarlo ya", ha expresado Normando Hernández, otro de los disidentes excarcelados.

Durante el acto, los disidentes han reiterado nuevamente su petición al ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, de que no intente cambiar la posición común de la Unión Europea frente a Cuba.

"CUBA NO PUEDE VACIARSE DE DEMÓCRATAS"

Por su parte, el dirigente popular Jorge Moragas ha destacado el apoyo del PP a los disidentes cubanos y ha precisado que la isla "no puede vaciarse de demócratas" porque, a su parecer, "es lo que desea el régimen castrista".

"Al final la operación le va a salir redonda al régimen castrista, ya que convertir cárcel en destierro es un mal negocio para la democracia", ha explicado.

Según el dirigente popular, el Gobierno y la UE deben mantener la posición común de 1996 frente a esta estrategia, "una postura defendida por el PP desde tiempos de José María Aznar".

"No podemos permitir que otra generación de cubanos se pierda por el sumidero de la tiranía. Si no, los chavales que ahora tienen quince o dieciséis años crecerán en una dictadura, y ese valor humano es irreemplazable", ha concluido.