9 de mayo de 2007

Cuba.- El PSOE insta al Gobierno a que continúe la actual línea de normalización con Cuba

MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

El PSOE presentó hoy una proposición no de ley en el Congreso por la que insta al Gobierno a "continuar con la actual línea de normalización" de las relaciones con Cuba y a llevar a cabo las gestiones que crea "más adecuadas" para conseguir la liberación de "todos los presos políticos cubanos".

El texto también urge al Ejecutivo a "mantener un diálogo permanente, fluido y constructivo" con el Gobierno cubano "sobre todos los temas y, en especial, en materia de derechos humanos, con el objetivo de mejorar la situación de estos en la isla".

Asimismo, le anima a "continuar el diálogo con los grupos de la oposición pacífica interna en Cuba, manteniendo los canales de interlocución abiertos con dichos grupos como parte esencial de la política de España con relación a Cuba.

También le insta a "trabajar para conseguir la recuperación del diálogo y la cooperación de la Unión Europea con Cuba, facilitando el consenso entre sus socios europeos y superando los obstáculos que impiden la normalización de dichas relaciones".

La portavoz socialista en la Comisión de Asuntos Exteriores y firmante de la iniciativa, Fátima Aburto, destaca en la exposición de motivos el "esfuerzo altamente positivo" y los logros alcanzados en el reciente viaje del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, a La Habana.

Entre ellos, citó la creación del mecanismo de diálogo político que incluye los derechos humanos --Cuba ya ha dicho que no se hablará de los presos políticos--, la firma de una declaración sobre la reanudación de la cooperación al desarrollo, suspendida desde las sanciones impuestas por la UE en 2003 o el compromiso de iniciar negociaciones para la recuperación del Centro Cultural Español en La Habana.

En un comunicado, Aburto denunció que las iniciativas presentadas por el Grupo Popular sobre Cuba "sólo han consistido en la simple descalificación de la acción del Gobierno y en un uso torticero de la disidencia cubana" y consideró que los 'populares' usan Cuba como "tema de confrontación" y para lograr réditos electorales.