12 de febrero de 2007

Cuba.- La represión en Cuba ha aumentado desde que asumió Raúl Castro el poder, según opositores cubanos

Organizaciones a favor de los derechos humanos dicen que la situación en la isla podría empeorar este año

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

Desde que Raúl Castro asumió el poder en Cuba en julio de 2006, tras empeorar la salud del jefe de Estado, Fidel Castro, ha incrementado la represión y la persecución contra los ciudadanos de la isla que intentan propiciar un cambio democrático del país, según aseguran los grupos opositores cubanos y los movimientos a favor de los Derechos Humanos.

Al parecer, el temor a que los movimientos democráticos tomen fuerza ante la "ausencia" de Castro hizo que el Gobierno, que ahora preside su hermano, aumentara los controles "represores" para prevenir que estos grupos logren expandirse, aseguró Rafael Rubio, presidente de de la Asociación Española Cuba en Transición (AECT).

"De acuerdo con lo que nos han expresado los opositores que viven en Cuba y los disidentes cubanos, es que con la llegada de Raúl Castro el aparato represor se hizo cada vez más fuerte para impedir que los ideales de democracia tomen la ventaja ahora que Fidel (Castro) no está asumiendo el mandato", indicó Rubio.

Así, explicó que aunque no se han producido más arrestos políticos, sí se han dado algunas detenciones "por un día" a quienes promueven estos movimientos de libertad como un mensaje de alerta a los ciudadanos para que no se hagan eco de estas ideas. La vigilancia secreta y los controles de seguridad también incrementaron desde que Raúl Castro remplazó a su hermano.

LA SITUACION EMPEORARÁ

La situación de represión y persecución podría empeorar este año, según la perspectiva de los diferentes organismos defensores de la libertad en el país caribeño, ya que la ausencia de Fidel Castro ha sido vista como la "caída" del régimen castrista y la posibilidad de que surja la alternativa democrática.

A este respecto, Natalia Bellusova, directora de la Asociación Iberoamericana por la Libertad (AIL), alertó que durante el año 2006 la situación de los Derechos Humanos en Cuba "continuó siendo negativa", y aseguró que esto se debe a que el nuevo Gobierno "no ha hecho nada para mejorar" lo que actualmente se vive en la isla sobre esta materia.

Durante la presentación del "Balance de la situación de los derechos humanos en Cuba en 2006", Bellusova explicó que actualmente en este país se vive una "parálisis" de mando porque "todas las políticas implantadas por el comandante Fidel Castro en relación con asuntos internos o de relaciones exteriores, se sigue aplicando al pie de la letra en todos los terrenos".

Por otro lado, señaló que los movimientos internos a favor de la libertad han tomado fuerza en los últimos años. Según las estadísticas que maneja AIL en su informe "Pasos a la libertad", en el año 2005 se produjeron 3.322 "acciones cívicas" en contra del régimen dictatorial de Castro, en las que participaron una 36.727 personas. Sólo en las provincias se efectuaron más de 2.000 vigilias por la liberación de los 283 presos políticos.

Bellusova destacó que también se han producido otras expresiones como el aumento de carteles "antigubernamentales", la solidaridad de los vecinos hacia los activistas políticos y la "indisciplina laboral" por la que han optado algunos trabajadores, la cual ha sido reconocida por el propio Gobierno cubano.

Por su parte, el presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), Elizardo Sánchez, a través de un contacto telefónico, reiteró que es "muy revelador" que Cuba tenga "la cifra de presos políticos más alta de Iberoamérica" porque esto demuestra que en la isla "existe un régimen dictatorial que encarcela a sus ciudadanos por sus opiniones".

También destacó que hay que tomar en cuenta las migraciones "masivas" de cubanos hacia Estados Unidos, lo cual "es una señal" de descontento por lo que se vive en este país "cuando quien debe marcharse es el Gobierno porque las cosas están mal".

NADIE TOMA DECISIONES EN CUBA

Para Carlos Alberto Montaner, escritor y columnista cubano, la realidad cubana es "aún peor" de lo que se puede pensar, ya que Fidel Castro "impide que se tome decisiones". En este sentido, explicó que los que actualmente tienen el poder "no se atreven" a tomar alguna decisión "porque no saben si, una vez que (Castro) regrese a su cargo como jefe de Estado, se las vaya a revocar".

Así, indicó que bajo estas circunstancias es "muy difícil que las cosas empiecen a cambiar mientras Fidel este ahí". Por tanto, reitera que lo mejor es optar por una alternativa democrática que represente realmente un cambio favorable para los ciudadanos cubanos.

Por su parte, Oswaldo Payá, líder del Movimiento Cristiano Liberación, expresó, a través de un mensaje telefónico divulgado en la conferencia, que la alternativa para poder lograr el cambio democrático en Cuba es continuar con los proyectos y los movimientos a favor de la libertad.

Así, manifestó que la comunidad internacional debe continuar dando su apoyo para que el Gobierno cubano realice el referendo "de la ley a la ley" para lograr la reconstrucción de la isla a través de los medios democráticos, y darle más fuerza al "Proyecto Valera" que él mismo promueve.